Creacion Egipcia

creacion egipcia

En el caso de Egipto y en diferentes momentos históricos del mismo, hubo tres creencias diferentes sobre el relato de la creación egipcia, resulta interesante que las tres, mantienen la misma esencia.

Creacion egipcia de Hieracómpolis

Uno de los tres relatos fue encontrado en la ciudad de Hieracómpolis y afirma que antes de que existiera el universo, existía solo un inmenso océano; el océano representa al caos del cual surge la creación.

Ese océano llevaba el nombre de Nun, (nombre de la madre cósmica egipcia) según la mitología, desde las profundidades de Nun apareció un día una colina; considerada un punto en el centro de la creación.

Entonces, Horus, el Hijo, simbolizado por el Dios halcón voló en todas direcciones a la vez, creando de esta manera el universo.

Creacion egipcia de Heliópolis

Por otra parte en la ciudad de Heliópolis, (ciudad del sol entre los griegos) una de las más famosas ciudades egipcias de todos los tiempo.

El protagonista del relato cosmogónico es el Dios Ra, que representa, (Dios inmanifestado); se le relacionó con Amón, divinidad máxima de los tebanos, habitantes de Tebas, por lo que posteriormente se le llamó Amón-Ra.

El Dios Ra, se desdobló en Osiris, el Dios manifestado, simbolizado por el sol físico;tuvo su consorte llamada Isis y de la unión de ambos surgió Horus; que es representado en forma homínida con cabeza de halcón y un disco solar sobre la cabeza.

Aquí resalta el hecho de que Ra, divinidad principal y creadora, no tiene identidad, es decir que no tiene representación con forma humana; ni de ninguna otra índole, es una divinidad suprema sin forma.

El mito de la creación de Heliópolis afirma que en el inmenso mar de Nun, (madre cósmica), había surgido de entre las profundidades, una altísima pirámide (Ra). Y sobre de ella, el ojo de Ra.

Creacion egipcia de Memphis

Por último, el tercer mito egipcio acerca del génesis universal, lo venimos a hallar en la ciudad de Memphis; a diferencia del resto de los egipcios, eran monoteístas, con una creencia muy parecida a la que tienen las culturas judeo-cristianas sobre el comienzo del universo; ya que Pteh, el Dios único, crea el mundo mediante el pensamiento y la palabra o verbo.

En la mitología egipcia cuenta la leyenda que Ra tenía la capacidad de crear a partir de lo que él nombraba. Ra fue nombrando todas las cosas que existen sobre la tierra y estas se hicieron visibles y crecieron.

Así creó la vegetación y los seres vivos a partir del Nun para llenar el vacío de la Tierra. Finalmente les dio nombre a los hombres y a las mujeres, y desde entonces la humanidad pobló la tierra.

También podemos hallar un mito egipcio respecto del nombre no develado de Ra y su poder. Al parecer el poder de Ra residía en su propio nombre, motivo por el cual lo guardaba en secreto para que nadie pudiera usarlo.

Leyenda de osiris

La más popular de todas las leyendas egipcias fue, sin duda, la referente a la historia de Osiris. Osiris, una de las grandes divinidades egipcias, fue adorado como el dios de la vegetación, de la agricultura y de la fertilidad.

El centro más importante de su culto era Abydos . Está representado bajo forma humana, con la cara pintada de verde. Osiris era el hijo de Nout y de Geb.

Él tenía un hermano, Seth, y dos hermanas, Isis y Nephtys. Isis era también su mujer. De su unión nació Horus .

Según la leyenda, Osiris era el que gobernaba el mundo de los hombres antes de que su hermano, celoso, decida asesinarle.

Es por la fuerza del amor y la magia de Isis que éste revivió. Osiris será vengado por su hijo Horus que lo reemplazará en el gobierno del mundo de los hombres. Y Osiris se convertirá en dios de los muertos y de la vida eterna

Horus fue representado como un halcón o un hombre con cabeza de halcón, con la corona Doble. También, como un disco solar con alas de halcón desplegadas; sobre las puertas y en las salas de los templos.

El símbolo jeroglífico del halcón posado sobre una percha se empleó, desde la época predinástica, para representar la idea de Dios.

Desde el Imperio Antiguo, el faraón es la manifestación de Horus en la tierra; aunque al morir se convertirá en un Osiris, y formará parte del dios creador Ra.

La doctrina antigua decía que tenía por ojos al sol y a la luna, pero los sacerdotes de Heliópolis adjudicaron el sol a Ra, quedando el ojo de Horus como la luna.

Uno de los más importantes mitos de la cosmogonía egipcia en el que se relata el final de la Creación y el nuevo Orden Cósmico establecido por Ra.

Tras realizar el acto de la Creación, Ra gobierna en la Tierra, pero cuando ha alcanzado la vejez los hombres se ríen de él. Por eso decide castigarlos enviando a su Ojo.

Se da lugar así al Mito de la Destrucción de la Humanidad. El relato incluye además del castigo a los hombres, la finalización de la Creación, cuando Ra crea el Cielo, las estrellas y asciende a lomos de Nut, Como vaca celeste, dejando el gobierno de la Tierra en manos de Thot.