El sistro

El sistro era uno de los instrumentos musicales más sagrados del antiguo Egipto, donde se creía que tenía propiedades mágicas. Fue utilizado para el culto de la diosa Hathor; personaje mitológico de la alegría, festividad, fertilidad, erotismo y danza.

También se utilizaba para intentar evitar las inundaciones del Nilo y para asustar a Seth: dios del desierto, de las tormentas, del desorden y la violencia.

Isis, en su papel de madre y creadora, a menudo es representada sosteniendo un cubo que simboliza la inundación del Nilo en una mano y el sistro en la otra.

Fue diseñado para crear el sonido de la brisa golpeando y soplando a través de los juncos de papiro; pero el valor simbólico del sistro superó ampliamente su importancia como instrumento musical.

faraon con sistros ante hathor relieve en basalto biblioteca egipto
faraon con sistros ante hathor relieve en basalto biblioteca egipto

El sistro, al que los egipcios lo denominaban sechechet, era un instrumento ceremonial que podía tener dos formas características:

1). En arco; un mango que sujetaba ocho aros metálicos con tirantes de metal cruzados, donde se sujetaban los discos también de metal.

sistro egipcio
sistro egipcio

2). Hathóricos; un mango coronado con un capitel con una cabeza de Hathor, que sostenía una pieza central rectangular o en forma de dintel de templo con dos bandas metálicas a cada lado.

El sistro
El sistro

El sistro es un idiófono, una especie de sonajero, bien conocido en Egipto, donde la mayor parte de los sistros encontrados son de metal; aunque de forma ocasional se han utilizado otro tipo de materiales como la fayenza o el alabastro.

La palabra sistro, procede de la palabra griega seîstron (σεῖστρον) cuyo significado sería ‘algo que se agita’(verbo σείω, agitar); y que aparece claramente citado por Plutarco el libro de sus Moralia dedicado a Isis y Osiris

El sonido cadencioso que proporcionaban, recordaba el susurro de los tallos de papiro cuando los agitaba el viento y se consideraba altamente protector.

El sistro lo utilizaban fundamentalmente las sacerdotisas de los cultos a los que se asociaban y parece que tenían un carácter erótico y de fertilidad como su diosa primordial, era pues un instrumento de las orquestas religiosas.

A partir de la dinastía XVIII, en la región de Tebas, la esposa del dios (primero la reina y a partir de Ramsés VI una hija del rey) tenía entre sus funciones la de agitar el sistro en los rituales para tranquilizarle y estimularle en la conservación de la fertilidad.

Ambos tipos de sistro estaban asociados a la diosa Hathor aunque también se utilizaban en el culto a otras divinidades como Amón o Isis.

Una sacerdotisa con el sistro sekhem
Una sacerdotisa con el sistro sekhem

Hathor poseía una naturaleza dual, por un lado proporcionaba la fertilidad y la vida nueva, pero por otro la destrucción. En sus cultos, una parte se dirigía al apaciguamiento de su lado peligroso y el sistro se sacudía como medio de control.

La iconografía es abundante, y por ejemplo, los encontramos también representados en la “capilla roja” de Hatshepsut en el templo de Karnak.

La cabeza de Hathor a menudo es representada en el mango, incorporando al diseño un par de cuernos de vaca; este sistro, conocido como el ‘sistro de naos’ o ‘sesheshet’ , existe por lo menos desde el Imperio Antiguo (III milenio A.C.). En el antiguo arte egipcio, el sistro  sesheshet se representó a menudo portado por una mujer de alto rango.

sistro greco-romano
sistro greco-romano

Durante el período grecorromano, llegó a ser popular un segundo tipo de sistro. Conocido como sekhem o sekham, este sistro tenía una estructura simple parecida a un aro, generalmente construída con metal. El sekhem se asemejaba a una herradura cerrada con un mango largo, luciendo unas barras metálicas cruzadas y sueltas sobre la cabeza de Hathor.

En multitud de ocasiones el sistro está acompañado de un instrumento o collar de percusión llamado menit, relacionado con la diosa Hathor. El Menit se encuentra registrado en representaciones a partir de la VI Dinastía. Consiste en un collar de cuentas hechas de diferentes piedras con varias vueltas. En un extremo se coloca un contrapeso (comúnmente de bronce) en el que casi siempre se grababa la imagen de Hethert y se utiliza a modo de mango.

Puesto que desde siempre el menit fue un instrumento ritual y no un accesorio de joyería las mujeres músicos lo llevaban en la mano, a diferencia de la diosa que suele usarlo a modo de collar.

Tanto los sistros como los collares menit, son considerados objetos mágicos porque los sonidos que emiten al agitarse alejan la influencia de “isfet” (denominación kemética para designar todo lo que es maligno).

Isis con el sistro y el menit
Isis con el sistro y el menit

Los dioses se sienten atraídos por la música de estos instrumentos razón por la cual en la antigüedad se requería sacerdotes y sacerdotisas ritualistas especialmente entrenados para hacerlos sonar del modo correcto dentro del tiempo indicado durante los ritos.

Se cree , en base a los documentos recogidos que pudo haber toda una rama sacerdotal de hombres y, sobre todo, mujeres, entrenada para hacer sonar este instrumento, dirigidas por un miembro superior, que normalmente era la esposa del Sumo Sacerdote.

Debían aprender no sólo a tocar este instrumento, sino también el momento en que debían intervenir, dependiendo del ritual, y el modo de hacerlo.

sistro museo de Londres
sistro museo de Londres

Dos son los sistros egipcios conservados más antiguos, el sistro de alabastro del rey Teti, con forma de naos y con una inscripción del Metropolitan Museum de Nueva york, y el sistro de madera en forma de papiro del Imperio Medio con forma de papiro depositado en el Museo Egipcio de Berlin

Posteriormente en el mundo greco-romano se encuentran también numerosos ejemplos, como en Pompeya donde se han encontrado veinte sistros de bronce y uno de plata.

El sistro se mantuvo vinculado al culto de Isis en la época grecorromana. La gran Diosa de la Magia fue Isis, y su instrumento principal el sistro, una especie de sonajero con el que aparece en esta figura de Abidos. Como símbolo o amuleto, representa la música, las fiestas y los ritos sagrados.

sistro
sistro

En Creta, como veremos, también tenemos identificadas dos tipos de sistros, el de marco elipsoidal (Archanes, Ayios Charalambos, Mochlos y la representación del famoso vaso de los cosechadores de Ayia Triada) y el que adopta una forma de cáliz y que aparece en la escritura jeroglífica cretense con una representación menor

La aparición de este instrumento en la isla de Creta es una muestra más de los contactos que la isla mantenía con Egipto, adaptando un objeto en la propia cultura minoica.

Los ejemplares minoicos no utilizan la decoración religiosa característica de los egipcios, y algunos son de arcilla. Lo que desconocemos es la función y el significado que dicho instrumento tenía para los minoicos, si se trata tan solo de un instrumento musical o tenía un contenido simbólico especial utilizado en los rituales de carácter funerario.

El hecho de que dispongamos de signos concretos en las escrituras cretenses de este instrumento musical es un fuerte indicador de la importancia que este objeto tenía en la sociedad minoica.

sistro de anatolia
sistro de anatolia

Los sistros también aparecen en Anatolia central desde el tercer milenio; la esencia del instrumento es la misma que la de los ejemplares egipcios y los modelos cretenses pero con un diseño estilístico diferente; son de metal y el marco es rectangular con pequeñas figuras de venados y otros animales de adorno.

Los únicos ejemplares disponibles son los encontrados en Horoztepe, en Anatolia central y que se encuentran el Metropolitan Museum de Nueva York.

https://books.google.es/books?

Memphis y Saqqara

Menfis y Saqqara destinos obligados en la visita a Egipto. Se encuentran a unos 25 km de El Cairo, donde están emplazados los dos yacimientos; separados por una distancia de 3 km.

La necrópolis de Saqqara es un sitio histórico egipcio ubicado en la orilla oeste del Nilo; como la mayoría de las necrópolis del antiguo Egipto. Más exactamente, Saqqara está a unos 15 km al sur de la necrópolis de Guiza; frente a la ciudad de Memphis. Limita con la necrópolis de Dahshur en el sur y Abousir en el norte.

Desde tiempos remotos, siempre estuvieron estrechamente vinculados entre sí por las actividades comericales, políticas, religiosas y sociales que tenían lugar en sus territorios.

Cuando Menfis era la capital del país, lugar de residencia de los gobernantes y centro de las actividades culturales y comerciales; alrededor del 3100 a.d.C, Saqqara era la necrópolis de los faraones. La importancia de ambos lugares radica en la monumentalidad de sus templos y pirámides; y que ambas ciudades estuvieron en funcionamiento desde la primera dinastía (3050 a.C); hasta la llegada de los griegos y los romanos en el siglo I d.C.

En Menfis se puede visitar un magnífico museo al aire libre, que conserva una gran esfinge y otras estatuas colosales y; por otro lado, los restos de los monumentos dispersos son dignos de visitarse antes de alcanzar las ruinas de Saqqara, donde fueron enterrados los primeros faraones.

saqqara
saqqara

Las primeras tumbas datan de la 1ª Dinastía, están construidas en un estilo muy arcaico que denota el débil conocimiento de la población de la época como arquitecto. Estas tumbas están bastante al norte del sitio.

Un poco más al sur están las primeras pirámides, que culminan en la pirámide de Zoser. Fueron construidos tan temprano como la Tercera Dinastía, pero fue bajo la 5ta y 6ta Dinastía que este sitio se erizó con pirámides, algunas eales.

Luego, al final del antiguo imperio, Saqqara fue abandonada, la capital pasó de Memphis a Tebas y luego a Licht. El imperio medio abandonó Saqqara, que experimentó un renacimiento bajo el nuevo imperio; bajo las dinastías dieciocho y diecinueve; con la construcción de numerosas tumbas de personas de alto rango en la administración de la época, muy jerárquicas.

Saqqara es el lugar de entierro de los primeros faraones, los de las tres primeras dinastías. En el primer momento en que fueron enterrados en mastabas,que con el tiempo, se hicieron más y más complejos.

Es el faraón Zoser el primero en construirse una pirámide, la famosa pirámide escalonada de Zoser. Las tumbas de Saqqara generalmente se clasifican en uno de los siguientes tres estilos: las tumbas arcaicas, las mastabas y la pirámide de Zoser.

Se debe saber que las tumbas arcaicas son simples excavaciones en las cuales el difunto fue enterrado en posición fetal y envuelto en una estera de caña.

Las mastabas son edificios de aspecto más bien rectangular con paredes inclinadas y las dimensiones pueden variar. Por lo general, constan de dos partes: la capilla, donde se celebraba el culto funerario, y la bóveda, a la que solo se podía acceder mediante un pozo.

El difunto fue, por supuesto, enterrado en la bóveda. La palabra mastaba es de origen árabe, originalmente designó un montículo utilizado para marcar el lugar donde se enterró un cuerpo.

A partir de las dinastías III y IV las tumbas se construyeron en piedra  con una  forma rectangular característica que ya podemos llamar mastaba. Eran edificios bajos de muros macizos  e inclinados (talud).

Los arqueólogos les dieron el nombre de “mastaba” (“banco” en árabe), porque recordaba al poyete de las casas de campo egipcias. Estas primeras construcciones comenzaron con dos vanos casi ciegos y un pozo oculto, relleno de cascote, que conducía a la cámara funeraria. Pero con el aumento de la riqueza en el país no tardaron en tomar mayores dimensiones, crearse numerosas cámaras y recibir lujosos relieves pintados en su interior.

mastaba
mastaba

Las mayores, las más bellas y las más variadas en escenas murales son las tumbas de las Dinastías V y VI (2400-2300 a. C.) que pertenecieron a importantes funcionarios de la administración egipcia, como Ti, Ptahhotep, Mereruka y Kagemni, entre otros.

Los generosos ingresos que les proporcionaban sus cargos les permitieron promover la construcción de monumentales tumbas representativas y de contratar a los mejores artistas de los talleres reales.

Llegaron a levantar mastabas con hasta veinte o más estancias, con múltiples puertas falsas, cámaras destinadas a los miembros de la familia del fallecido, doble escultóricos, así como miles de inscripciones jeroglíficas y representaciones.

Es precisamente esta decoración lo que mejor se ha conservado y nos permete hacernos una perfecta idea de la vida de esta clase social y de la calidad de las artes del relieve y de la pintura de hace más de 4400 años.

mrrukaIhy hermano de MEreruka en un barco de papiros por el río
mrrukaIhy hermano de MEreruka en un barco de papiros por el río

La Pirámide de Saqqara, también conocida como pirámide de Zoser (ya que fue construida para recibir el cuerpo de dicho faraón egipcio); está situada en el imponente complejo funerario de Saqqara (a pocos kilómetros de Menfis) y tiene la particularidad de ser la primera pirámide egipcia; musa inspiradora de todas las posteriores.

Fue encargada por el faraón Neterierjet (“más divino que el cuerpo de los dioses”), posteriormente llamado Djoser o Zoser (“el prestigioso, el admirable, el sagrado”); primer gobernante de la III dinastía de Egipto y que reinó del 2.665 AEC al 2645 AEC. El arquitecto y constructor de este majestuoso monumento fue Imhotep, que además ostentaba los títulos de sabio, filósofo, médico y mago.

El emplazamiento de Saqqara fue dado a conocer en Occidente en 1821 por un general prusiano, Von Minutoli. El ingeniero S. Perring empezó las exploraciones en 1837. El arqueólogo alemán Richard Lepsius realizó una primera exploración sistemática entre 1842 y 1843; y el francés Augusto Mariette descubrió el Serapeum en 1851.

El conjunto de Zóser empezó a despejarse de arena en las campañas de 1924 hasta 1927, llevadas a cabo por Cecil M. Firth. El arqueólogo francés Jean-Philippe Lauer empezó a trabajar en Saqqara en 1926.

Templo de Djoser en Saqqara
Templo de Djoser en Saqqara

La pirámide mide 140 metros de largo por 118 metros de ancho, con una altura de 60 metros y un ángulo de 22º. Sus lados están orientados a los puntos cardinales.

La pirámide se realizó a partir de las clásicas mastabas, a las que añadieron encima otras de menor tamaño hasta conseguir una forma piramidal, con seis mastabas superpuestas.

piramide zoser
piramide zoser

Para ello, el proyecto inicial se fue modificando, ampliando la base de la primera mastaba varias veces hasta conseguir el resultado final. Es absolutamente maciza, colocada justo encima de los pasadizos excavados en el suelo de los que surgen corredores hacia diversas cámaras.

En su interior, once pozos de 32 metros de profundidad dan acceso a galerías excavadas en la roca que conducen a una verdadera ciudad-laberinto con galerías, pasillos y habitaciones de diversos tamaños. En sus cámaras interiores se encontraron no menos de 40.000 vasijas de alabastro, pizarra, diorita, dolerita, y granito.

plano subterraneo
plano subterraneo

La cámara del sarcófago está situada en el centro de la pirámide, a 28 metros de profundidad; construida con granito macizo recubierto de yeso y sellada con un cierre de rastrillo con un gran bloque de granito de 3500 kilos. El recinto ocupa 15 hectáreas. La muralla que lo rodeaba medía más de 1.500 metros de longitud y 11 metros de altura, con una única entrada al este.

La pirámide de Unas: La pirámide de Unas es la más pequeña de Saqqara; y su principal característica son las inscripciones de textos destinados a ayudar al faraón en el mundo inferior.

El Serapeum: El Serapeum es la necrópolis subterránea, donde se enterraron los sagrados toros Apis. Estos toros son adorados como la encarnación de Ptah; el dios creador y los enterramientos conllevaban un enorme y fastuoso ritual.

El Serapeum está excavado a doce metros de profundidad y consiste en tres pasajes que conservan cámaras sobre sus lados; donde reposan sarcófagos de basalto, granito negro, rosado o piedra caliza.

losas saraperum
losas saraperum

En cada cámara se depositó un enorme sarcófago de basalto, granito negro, rosado, o piedra caliza, que pesan entre sesenta y ochenta toneladas, la mayoría de unos 4 m de longitud por 2,3 m de ancho y 3,3 m de altura, con su respectiva tapa del mismo material, de aproximadamente 15 toneladas de peso.

En 1851, el egiptólogo francés Auguste Mariette (1821-1881) redescubrió los enormes sarcófagos que habían contenido a una treintena de bueyes sagrados, pero que habían sido saqueados siglos atrás.

Los estudiosos creen que el Serapeum fue creado por el faraón Amenhotep III; uno de los más grandes faraones de Egipto, que en 1402 a.C., con tan sólo 12 años, subió al trono y reinó durante casi 40. Los toros sagrados siguieron enterrados en el mismo lugar hasta tiempos del Imperio romano.

toro apis
toro apis

Para la arqueología oficial no existe la menor duda de que la pirámide escalonada es el monumento funerario del faraón Djoser, así como toda pirámide lo es de algún faraón. Sin embargo, así como no se encontraron los restos (momia) de Djoser en la pirámide de Saqqara, tampoco se encontraron los restos de ningún faraón en ninguna pirámide de Egipto, lo que induce a pensar que la función de las pirámides en general, y Saqqara en particular, era muy diferente de lo que se cree.

El enigmático Imhotep

Imhotep (2635-2595 B.C.) era hijo de Kanefer, quien ostentaba el título de jefe de las obras del país del sur y del norte, es decir, maestro de obras del reino con talleres en Menphis.

“lmhotep” significa, en antiguo egipcio, “el que llega en paz”, y no sólo pasó a la historia como el gran arquitecto que construyó el complejo de Zóser en Saqqara, sino también por ser mago, médico, astrólogo, escritor y filósofo. Poseía además altos cargos administrativos en la corte de su rey, Zóser.Son numerosos los templos y santuarios en su honor. Destacan los de Karnak, Deir el Bahari, Deir el Medinah y Philae.

Pero la gloria de Imhotep no acabó con el fin de la cultura faraónica, pues, sincretizado en la figura de Hermes Trimegisto; es la piedra basal de todos los escritos herméticos y en los tratados de las llamadas ciencias ocultas.

Él, el gran mago, fue el precursor de los alquimistas. Zósimo de Panópolis, el primer alquimista egipcio reconocido documentalmente, redactó un libro dedicado a Imhotep. Durante las últimas dinastías egipcias, bajo la influencia helénica, los griegos identificaron a Imhotep con su propio dios de la medicina,

Otro de los títulos de Imhotep era El que ve al grande o El mayor de los videntes. Este llamativo título tiene que ver con lo que se encuentra narrado en la llamada “Estela de Famine” (Estela del Hambre), una piedra tallada encontrada en isla de Sehel (muy próxima a Asuán) en 1889 por Charles Wilbour.

famine stela
famine stela

En ella se detalla lo ocurrido durante el 18vo año del reinado de Necherjet-Dyeser (Zoser), en el que la hambruna asoló el país al no llegar las aguas del Nilo al nivel necesario para regar los campos

Pero además, ésta cuenta que el faraón Zóser tuvo un sueño en el que el dios Jnum se le aparece y le da, ni más ni menos, que la fórmula para fabricar y moldear piedras con las cuales poder construir templos (y pirámides).

De esa forma, al alabar a Jnum, éste devolverá las aguas a los ríos y acabará con los tiempos de carencia y devastación en Egipto. La narración de haber salvado al pueblo egipcio de su período de carencia, luego de 7 años de sequía, mediante las visiones del faraón, nos remite ineludiblemente a la historia bíblica de José.

Quizás, la idea de “templos“, en la historia de Imhotep, podría estar asociada a la de los depósitos de granos, de José. Los once gigantescos pozos bajo la pirámide escalonada, e incluso sus recámaras subterráneas, bien podrían haber servido de grandes depósitos.

Asimismo, el texto de la estela continúa con el decreto de Zóser, dictaminando las ofrendas para el dios Jnum, análogamente a lo que recomienda hacer José con el excedente de granos de los primeros 7 años de abundancia.

Imhotep
Imhotep

Imhotep es el médico más antiguo del que se tenga registro, y aunque la Biblia no menciona que José haya sido médico, sí menciona un párrafo que los médicos estaban directamente subordinados a José por lo que José parecería ser una suerte de maestro o autoridad de aquellos

Casualmente, uno de los misterios más grandes de la egiptología es precisamente la inexistencia de la tumba de Imhotep. Se trata realmente de una cantidad de similitudes muy particulares entre estos dos personajes. Será acaso que la historia de José está basada en la de Imhotep, o más aún, hablarán de la misma persona?.

Una teoría expuesta por el Dr. Joseph Davidovits en su libro “The pyramids, an enigma solved“ del año 1990 explica el gran problema que suponía en el Antiguo Egipto transportar y elevar tantos millones de bloques de piedra.

Según Davidovits, las piedras no son naturales, no son extraídas de las canteras, sino que son fabricadas con una especie de hormigón.

Davidovits investigó fotografías microscópicas realizadas a muestras de rocas provenientes de la Gran Pirámide, y observó la presencia de materiales imposibles de existir en el interior de rocas procedentes de las canteras, entre ellos: un pelo humano de 20 cm de largo, además burbujas de aire, restos de hilos y fibras textiles e incluso hasta una uña humana.

Para Davidovits, los constructores de las pirámides no eran canteros, sino químicos. Su teoría además se apoya en la ya mencionada “Estela de Famine” (Estela del Hambre), la cual describe a Imhotep enumerando diversas rocas y minerales de la región de Elefantina y su propósito de utilizarlas para construir la morada de los dioses.

estela de irtysen
estela de irtysen

Pero no solo la Estela de la Famine nos detalla los elementos para la fabricación de piedras artificiales, sino que la llamada Estela de Irtysen parece apoyar dicha teoría, afirmando la existencia de un conocimiento químico de fabricación artificial de bloques pétreos.

René Adolphe Schwaller (1887 – 1961) fue un egiptólogo, matemático y ocultista francés. Fue conocido por el estudio que realizó sobre la arquitectura y el arte del Templo egipcio de Luxor durante 15 años. En base a sus investigaciones y a su particular enfoque esotérico, Fernando Malkún Rojas realizó una serie sobre la Escuela de Misterios de “El Ojo de Horus”, en la cual aporta su particular mirada mística sobre la civilización egipcia, sus creencias y el uso de las pirámides.

Los antiguos sacerdotes estructuraron una sociedad basada en dos conceptos fundamentales: la Reencarnación cómo método divino para que el espíritu del hombre evolucione al adquirir información sobre el universo y la Iluminación como paso final de este proceso

En resumen, describen que este tipo de complejos serían grandes centros de meditación para elevar los niveles de conciencia y que las pirámides serían enormes generadores de energía para inducir a los iniciados a estados de percepción más profundos.

pilar djed de energia
pilar djed de energia

Otras vertientes interpretan que esa misma energía es lo que habría posibilitado el transporte de los pesados bloques de piedra dado que tendrían un efecto de anulación de la masa – y por tanto el peso – de los mismos. Asimismo, otras teorías indican que, lejos de tratarse de tumbas, las pirámides podrían haberse tratado de centros de rejuvenecimiento.

De acuerdo a la poca información que se tiene de la ceremonia de El Heb Sed o Fiesta de renovación real, su propósito parece haber sido la renovación de la fuerza física y la energía del faraón.

La parte central de la celebración estaba vinculada con el pilar djed, que si bien no se ha podido descifrar exactamente en que consistía, tenía que ver con la revitalización del cuerpo y la consciencia.

Las paredes de las cámaras subterráneas de la pirámide están revestidas de una suerte de azulejos, delicadamente colocados, como si fuesen las láminas metálicas de un vibráfono.

En la parte superior de las paredes se conforma lo que parece una serie de djed, interconectados en serie, de forma similar a lo que hoy serían torres de alta tensión. La idea de la vibración a alta frecuencia, energía taquiónica, neutralidad eléctrica, ausencia de masa y de peso aparecen en alguna medida en las diferentes teorías esotéricas. La figura del Djed está muy presente en toda la cultura egipcia con una gran cantidad de aplicaciones decorativas y en forma de amuletos.

https://egiptologia.com/el-serapeum-de-saqqara/

https://4grandesverdades.wordpress.com/2011/02/14/enigmas-del-pasado-saqqara-egipto/

https://reydekish.com/2014/04/11/saqqara-djoser-imhotep/

 

los Colosos de Memnón

Los Colosos de Memnón en Luxor son una de las joyas del Antiguo Egipto. Unas estatuas cuya función era servir de entrada de un magnífico complejo funerario; el complejo conocido como el Templo de Millones de Años.

Un complejo que en su época fue el más grande de todo Egipto, incluso más que el Templo de Karnak. Ocupaba una extensión de 35 hectáreas, sin embargo, en nuestros días apenas quedan de él algunos restos; e incluía numerosas salas, salones, pórticos y mesetas que probablemente reflejaban la visión del Campo de juncos, el paraíso egipcio.

En su tiempo, las estatuas colosales del rey habrían flanqueado una pasarela, probablemente adornada con estatuas, que conduce al complejo.

Desde hace 3400 años los Colosos de Memnón se alzan en la orilla occidental del Nilo, frente a Luxor y al sur de las necrópolis tebanas, guardando la entrada del templo funerario de Amenhotep III.

Se trata de dos gigantescas estatuas gemelas de 18 metros de altura que representan al faraón Amenhotep III en posición sedente y orientadas al Este, al Nilo y a la salida del sol. A ambos lados, le acompañan las representaciones de su madre Mutemuia y su esposa Tiyi.

madre y esposa de memnon
madre y esposa de memnon

El arte en el antiguo Egipto fue creado para ser funcional y los colosos no son una excepción. Las estatuas habrían servido no solo para proteger el complejo sino que, a través de una especie de magia comprensiva, permitirían que el rey las habitara y recibieran fuerza y sustento a partir de las imágenes simbólicas.

Las figuras de Mutemwiya y Tiye no son solo adornos honorarios sino que tienen un propósito específico según la creencia egipcia.

Están hechas de bloques de cuarcita que tuvo que ser transportada unos 675 kilómetros desde las cercanías del actual El Cairo hasta Tebas. El peso de ambas se estima en 720 toneladas.

Uno de los detalles que más le llama la atención a los investigadores, es como se las ingeniaron los habitantes de aquella época para poder trasladar esos bloques tan pesados, a distancias extremadamente lejanas.

Ambas figuras fueron originalmente monolitos, hechas de una sola pieza de cuarcita roja, procedente de la cantera de Gebel el-Akhmar, cercana a El Cairo, a petición de su arquitecto, Amenhotep hijo de Hapu.

Según Amenhotep “hijo de Hapu” el transporte en barco consistió en 8 barcas unidas para cada estatua colosal. Ingenieros modernos tienen grandes dudas sobre la posibilidad de transportar estatuas tan pesadas.

Amenhotep está representado como un escriba. Dinastía XVIII. Museo Egipcio, El Cairo.
Amenhotep está representado como un escriba. Dinastía XVIII. Museo Egipcio, El Cairo.

Las estatuas tenían como objetivo resguardar la entrada al templo de Amenhotep, un centro construido durante el reinado del Faraón; donde fue adorado por los habitantes como un dios sobre la Tierra, tanto en vida, como después de su fallecimiento.

El templo, que en su día fue el mayor y más espectacular de Egipto, fue un inmenso centro de culto. Sin embargo, estos Colosos son famosos desde la antigüedad, pero no a causa del faraón del Imperio Nuevo. Las estatuas fueron motivo de peregrinación por el mito que albergan; el del héroe troyano Memnón, hijo de la diosa Aurora, y que da nombre al monumento.

Cuenta la leyenda que Aquiles lo mató en venganza por la muerte de su amigo Antíloco; y que su madre, al enterarse que el cuerpo de su hijo yacía sin vida; suplicó a Zeus entre lágrimas amargas que lo resucitara aunque sólo fuera una vez al día.

Es por ello que todas las mañanas, cuando sale el sol; se puede oír un quejido agudo y prolongado que sale del interior de las estatuas. Este sonido se atribuye a Memnón, quien deja su llanto amargo como súplica por la ayuda de su madre.

coloso memnon egipto
coloso memnon egipto

Parece que en origen ambas eran exactamente iguales, pero hoy no lo son; como resultado de una restauración acometida en época romana, para la que se utilizó piedra traída de Asuán.

Cuenta la leyenda -y está documentado por varios historiadores- que en el año 27 a.C. un terremoto derribó gran parte de uno de ellos. A partir de entonces, el otro coloso comenzó a “cantar” cada mañana al amanecer.

A principios del siglo III el emperador romano Séptimo Severo reconstruyó la estatua y su gemela se silenció. Ese curioso hecho quedó registrado por historiadores como Estrabón y Pausanias.

geroglifico lateral coloso de memnon
geroglifico lateral coloso de memnon

El primero afirma que el sonido era muy parecido a un soplido; mientras que el segundo lo compara con el de la cuerda de una lira al romperse.

Estrabón es el que nos proporciona la primera mención del hecho en la literatura histórica, asegurando también haber sido testigo durante su visita del año 20 a.C. Tan sólo 7 años después del comienzo del fenómeno parece que éste ya era famoso y bien conocido en el Mediterráneo.

Otros que también lo mencionan, aunque no de primera mano, son Plinio, Tácito, Filóstrato y Juvenal. De hecho la base de la estatua está decorada con hasta 90 inscripciones de turistas de la época indicando si habían oído o no el canto.

Se han apuntado dos tipos de explicaciones para el canto de la estatua. Ya Estrabón apuntaba que no había sido capaz de determinar su origen, si procedía del pedestal o era producido por las personas que caminaban por la base.

Estas dos teorías, la natural y la producida por el hombre, no han podido ser comprobadas nunca. Si fue un fenómeno natural probablemente era producido por los cambios de temperatura y la evaporación del agua de rocío que al pasar por las fisuras producía el sonido. Y si era producido por el hombre, no se explica porque los sonidos cesaron tras la reconstrucción romana.

EL tercer coloso memnon
EL tercer coloso memnon

A los dos colosos de Memnon, uno de los iconos más emblemáticos y eternos del Egipto faraónico, que reciben al viajero a la entrada de la necrópolis de Luxor, en la orilla oeste del Nilo, les ha salido un hermano.

Un tercer coloso se yergue cien metros por detrás de las dos famosas estatuas, consideradas epítome de las maravillas y misterios egipcios y admiradas ya por los primeros turistas griegos y romanos.

Esta tercera estatua, también de cuarcita, formaba parte asimismo de la decoración monumental original del arrasado templo funerario de Amenofis III y cayó derrumbada, con su pareja (los colosos del edificio iban de dos en dos), durante un terremoto alrededor del 1.200 antes de Cristo.

La enorme escultura, el coloso norte de la segunda pareja, originalmente de 15 metros de altura, un poco más pequeña que sus dos famosos hermanos, de 18 metros y que también representa a Amenofis III (lo de Memnon es una atribución griega), quedó fragmentada en el suelo y con el tiempo fue semienterrada por agua y barro al subir el nivel freático.

Se la redescubrió en 2002 y se la arrastró hasta terreno sólido donde se procedió a restaurarla mientras se consolidaba con cemento su pedestal.

Después, se la ha llevado otra vez a su emplazamiento y se ha procedido a la delicadísima operación de volver a levantar semejante monstruo de piedra,

En tercer coloso que pesa 250 toneladas y estaba sumergido en el agua a tres metros de profundidad, esta en pie, como sus dos figuras hermanas que presiden el templo de Amenofis III, en el sur de Egipto.

La recuperación del nuevo coloso la dirige desde 2004 un español, Miguel Ángel López Marcos (Soria, 1963), especialista en conservación de la piedra. En la actualidad se están añadiendo otros fragmentos a la estatua, como el pie derecho del rey y bloques de la base

“Lo más difícil ha sido levantarla”, explica desde Lúxor López Marcos. “Pesa 250 toneladas y estaba rota por cuarenta sitios”.

tercer coloso memnon
tercer coloso memnon

Apenas queda nada del edificio, que se alzaba tras los dos famosos colosos, situados a ambos lados del primer pilono de entrada al templo. El segundo pilono contaba con otra pareja y el tercero, que daba ya paso a la avenida procesional de entrada al patio solar, con otra más.

Esta tercera pareja de colosos, en este caso de alabastro y más pequeños aún que la segunda (medían 11 metros), también se han encontrado  y se proyecta igualmente volver a alzarlos.

Cuando los seis colosos originales vuelvan a erguirse, la fisonomía del lugar cambiará todavía más espectacularmente. “La existencia de seis colosos se sospechaba porque la iconografía en los templos egipcios es muy similar”, señala López Marcos.

El coloso norte de la segunda pareja, el que nos ocupa, cuenta como los dos famosos con las esculturas más pequeñas a sus pies de la madre del rey y de su esposa favorita, la gran reina Tiye.

Las labores de restaurarlo y alzarlo de nuevo forman parte del Proyecto de Conservación de los Colosos de Memnon y el templo de Amenofis III, en el que trabaja un equipo egipcio-europeo desde 1998 y que dirige la armenia Hourig Sourouzian, con Rainer Stadelmann como co-director.

https://esculturasymonumentos.com/c-egipto/colosos-de-memnon/
https://domusapientiae.wordpress.com/2012/02/17/los-dos-colosos-de-memnon-ya-son-tres/
http://es.globedia.com/colosos-memnon-mitologia-leyendas-cercanias-luxor

Egipto en otros continentes

Egipto fue en su momento toda una potencia política, económica y militar y dispuso de todo tipo de recursos bien propios o de pueblos satélites como los fenicios, cartagineses o griegos para realizar grandes expediciones a distintos continentes y puntos geográficos del planeta.

La civilización egipcia fue definitivamente una de las más avanzadas que han habitado el mundo antiguo. No solo fueron excelentes constructores; también fueron científicos y sobretodo magníficos exploradores.

La imagen más extendida de la navegación de los antiguos egipcios se ha asociado siempre a sus viajes a través del Río Nilo; sin embargo existen gran cantidad de indicios que señalan inequívocamente la presencia de egipto sobre los mares de otros continentes.

En pinturas murales de más de 3.000 años de antigüedad; aparecen escenas de marineros que desde sus embarcaciones; comprueban las profundidades del mar próximas a la costa con una pesa atada a una larga cuerda.

Los barcos egipcios más antiguos que se conocen estaban construidos sobre un armazón de madera; y eran lo suficientemente grandes para albergar como mínimo a 20 remeros.

Iban equipados con un solo mástil dotado de una vela rectangular; y uno o dos grandes remos situados en popa que realizaban la función de timón; siendo capaces de transportar varias cabezas de ganado o el peso equivalente en mercancías. Su actividad comercial se extendía a varios puntos geográficos del Mediterráneo y Mar Rojo.

tecnologia naval antiguo egipto
tecnologia naval antiguo egipto

Existe una leyenda que incluso llegó a ser recogida por el historiador griego Herodoto; en la que se relata que, durante el reinado de Necao II (616 a.C.) se emprendió una expedición por mandato del propio faraón; y en la que se empleó a los más expertos marineros de aquellos tiempos, los fenicios.

Un equipo de arqueólogos anglo-italiano está trabajando en unas excavaciones de la selva guatemalteca. En ellas se han desenterrado ruinas precolombinas cuyo origen se remonta al siglo I después de Cristo.

Lo que es especialmente emocionante es que el estudio de una segunda capa de la tierra; reveló los restos de los templos de los últimos cuatro siglos de ruinas pre-colombinas. Y lo más sorprendente es que en las ruinas aparecen dibujos que podrían tener un origen egipcio en otro continente. Se trata de jeroglíficos propios del Alto Imperio.

Olmecas, similares Egipcios
Olmecas, similares Egipcios

Otra evidencia de Egipto en otros continentes es una estela en Campeche; donde aparece una persona con rasgos semitas y un barco egipcio en la cabeza. Además de que hay posibles semejanzas entre Mèxico y Egipto.

La primer semejanza salta a la vista, es la construcción de pirámides, sobre todo del tipo Ziggurat; de influencia egipcio-babilónica, orientadas hacía el Sol e igual que las egipcias, utilizadas no como tumbas sino para captar energía solar y cósmica.

Mas pruebas de Egipto en otros continentes es la escultura en relieve sobre piedra, evidentemente con influencia egipcia. Las posiciones de las figuras escultóricas muy similares con las egipcias. El procedimiento zapoteca para elaborar joyería es el mismo (la cera perdida) que utilizaron antaño los egipcios. El uso del caracol pùrpura en la pintura -color sagrado- se utilizó en Egipto e igual en Mèxico y Perù. La sombrilla real se utilizò tanto en Mèxico como en Egipto.La trepanación de cráneo fue similar en las dos regiones.

En Mèxico se usaba un año de 12 meses de 13 dìas, màs 5 dìas, igual que el Egipcio. El año Mexicano se iniciaba el 26 de febrero, pràctica similar en Egipto. Igual que en Egipto, en Mèxico habìa 12 Dioses protectores de cada mes. Igual que en Mèxico, en Egipto los faraones utilizaban barbillas postizas.

Las lanzaderas de hilar son similares, casi idénticas, en las dos regiones. En Egipto cocodrilo se dice Sibak, en Mèxico Cipak. El sarcófago de Palenque, donde todo parece indicar que debajo de la lápida hubo una momia de estilo egipcio.

 

Estatua de Isis del Gran Cañón; en el Smithsonian Institute
Estatua de Isis del Gran Cañón; en el Smithsonian Institute

Uno de los descubrimientos más controvertidos que sugiere directamente la presencia de Egipto en otros continentes  se hizo en 1992.

En el 92, un científico alemán estaba realizando pruebas en momias del antiguo Egipto. Sorprendentemente las pruebas revelaron rastros de hachís, tabaco y cocaína en la piel, pelo y los huesos.

El tabaco y la cocaína eran plantas que sólo crecían en el “Nuevo Mundo”, en el momento de la momificación. Entonces, ¿cómo llegaron estos narcóticos exóticos al antiguo Egipto antes de que se encontrara al “Nuevo Mundo”?.

Antiguo Egipto en Australia
Antiguo Egipto en Australia

Como se puede ver, hay descubrimientos que apuntan al hecho de que los antiguos egipcios tenían la capacidad de las travesías transoceánicas miles de años y Egipto tiene presencia en otros continentes.

Esta evidencia demuestra que no sólo eran las antiguas civilizaciones interconectados en el pasado distante; sino que también establecieron las rutas comerciales hace miles de años atrás.

jeroglificos egipcios hallados en australia
jeroglificos egipcios hallados en australia

Es por esto que no es tan difícil de creer que hay jeroglíficos del antiguo Egipto en Australia; y que la gente de la antigua India sabía de la actual Inglaterra y lo llamaron «la isla de los acantilados blancos». Su Vishnu Purana describe; para asombro de muchos, partes de Europa, América e incluso las zonas polares del norte de nuestro planeta.

Uno de los más polémicos descubrimientos que están directamente conectados con la historia del antiguo Egipto se encuentra en Australia; en el Brisbane Water National Park, en Kariong; donde los investigadores han descubierto numerosos jeroglíficos que simplemente podrían alterar la historia.

La narración que nos la hace un conjunto de jeroglíficos ubicado en un lugar un tanto extraño y alejado de los antiguos egipcios como Australia; y más exactamente al Parque Nacional del Valle del Cazador; al norte de Sidney.

jeroglificos en australia
jeroglificos en australia

Sobre las rocas de un monte aparecen más de 250 jeroglíficos egipcios, entre los que destaca en un cartucho el nombre de Djedf-Ra (Diodefre); hijo de Keops y nieto de Snefru; lo que sitúa este hecho histórico dentro del Antiguo Imperio y más exactamente durante la IV Dinastía.

En estos jeroglíficos se narra la aventura de una expedición al mando de Djes-Djes-Eb; un noble egipcio que junto a su tripulación naufraga en tierras extrañas; y en las que después de pasar muchas calamidades fallece por la mordedura de una serpiente venenosa.

En Queensland, otra zona de Australia, fueron encontrados varios escarabajos sagrados egipcios y la estatua de un babuino; un animal desconocido en estos parajes y al que los egipcios usaban al igual que al pájaro ibis; para representar al dios de la ciencia, Thot.

algunos de los más de 250 jeroglíficos egipcios localizados en Australia
algunos de los más de 250 jeroglíficos egipcios localizados en Australia

Otra de estas curiosas estatuas fue localizada en Leura, en las Montañas Azules de Nueva Gales del Sur. En este mismo lugar, cerca de la localidad de Kyogle; la hija de un agricultor encontró en el campo un amuleto de ámbar con forma de obelisco y extrañas inscripciones. Expertos del Museo de Departamentos de Minas dictaminaron que el amuleto era egipcio y que su antigüedad alcanzaba los 5.000 años.

En una cueva de Tierra de Arnhem existe el dibujo de un Ojo de Horus; e incluso en el Museo de Katoomba se pueden ver diferentes monedas localizadas en distintos punto de Australia de origen egipcio y romano.

Dos estatuas fueron halladas junto al Río Hawkesbury en Nueva Gales del Sur; y en ellas aparecen las cabezas de dos hombres con unos claros rasgos faciales semíticos.

Piedra Tjuringa
Piedra Tjuringa

En el Museo de Perth se puede ver un plato descubierto en 1972 de origen fenicio; donde aparece una estrella de David junto a caracteres fenicios y egipcios.

La conocida como “Piedra Tjuringa”, encontrada en Australia central; es una copia idéntica de como los antiguos egipcios representaban el símbolo de Aton (el Sol) allá sobre el año 1.000 a.C.

Pero no sólo existen vestigios de la visita de Egipto en otros continentes como Australia.También en el propio Egipto podemos hallar huellas que nos indican que en algún momento de la historia; los pobladores de Egipto y Australia cruzaron sus destinos.

En la necrópolis de Sakkara, en el conjunto funerario del Faraón Unas (VI Dinastía), se han localizado escenas de caza de distintos animales; entre los que increíblemente aparecían canguros. También en Tell al-Amarna, la capital que mando construir Akhenatón se han encontrado dibujos de estos animales.

imagen de un canguro aparecido en el complejo funerario del Faraón Unas en Sakkara
imagen de un canguro aparecido en el complejo funerario del Faraón Unas en Sakkara

La presencia de “boomerang” en relieves egipcios que ya en su momento aparecieron en la tumba de Tutankamon constituye uno de los mayores misterios; ya no sólo por su presencia en tierras del Nilo, sino incluso por su utilización por parte de los aborígenes australianos.

boomerangs encontrados por Howard Carter e la Tumba de Tutankamon
boomerangs encontrados por Howard Carter e la Tumba de Tutankamon

Son varias las noticias que apuntan a la presencia de construcciones piramidales en Australia.Una de las más famosas “pirámides” se puede localizar en Gympie, al norte de Queensland; una construcción escalonada de unos 40 metros de altura, dónde curiosamente se encontraron numerosas piezas con representaciones de escarabajos sagrados y la estatua de uno de los “babuinos”.

colección de boomerang del Museo Egipcio en El Cairo
colección de boomerang del Museo Egipcio en El Cairo

Según las tradiciones aborígenes, esta y otras construcciones megalíticas existentes en toda Australia fueron realizadas por una raza de gigantes (se pueden ver huellas de pisadas fósiles de un tamaño gigantesco de fisonomía humana en estratos de esquisto en las Montañas Azules, Nueva Gales del Sur).

Oficialmente esta construcción es achacada a agricultores inmigrantes llegados a Australia en el siglo XIX; que levantaron terrazas para el cultivo, pero que la mala calidad del terreno les hizo abandonar.

Otra de estas construcciones piramidales más famosas se localiza cerca de Port McQuarie, en Nueva Gales del Sur. Para su construcción se emplearon bloques de piedra que en algunos casos alcanzaban las 40 toneladas.

Como suele ocurrir en este tipo de hallazgos históricos contradictorios a la historia convencional; la cobertura de los medios de comunicación ha sido mínima, a pesar de la maravilla arqueológica.

Inanna con Marduk (Brahma) y su heredero Aramu Muru, hallado en América
Inanna con Marduk (Brahma) y su heredero Aramu Muru, hallado en América

También existen otros investigadores que luego de analizar los glifos han llegado a la conclusión de que estos estilos arcaicos son una forma temprana de jeroglíficos y estarían relacionados con la escritura arcaica de la antigua Fenicia y Sumeria.

Las pirámides representan una de las manifestaciones arquitectónicas ancestrales más difundidas en todo el mundo. Las encontramos de todo tipo y forma: de piedra o de tierra, en punta o achatadas, escalonadas o lisas, con terrazas o continuas, empinadas o amesetadas, con o sin terraplén, etc.

Resulta muy llamativo encontrar que culturas de todo el mundo, con distinta tecnología, conocimientos y recursos naturales, compartían esta particular y difícil práctica de construir pirámides.

Piramides alrededor del mundo
Piramides alrededor del mundo

Existen miles de pirámides por los cinco continentes, pero para la arqueología académica se trata simplemente de una manifestación natural del hombre. Así como por su instinto básico las abejas construyen panales, los humanos tendemos a construir pirámides para perpetuar nuestra especie.

Como si no pudiéramos evitar construirlas, como si fuera lo más lógico del mundo organizar a cientos (y miles) de trabajadores, darles hospedaje, alimentarlos y coordinarlos durante años (o decenas de años) para levantar montañas artificiales de miles de toneladas de peso, que en algunos casos sigue siendo un misterio como lo hicieron tecnológicamente.

Estela Davenport
Estela Davenport

La estela de Davenport, con tres tipos de caracteres: Ibérico-Púnicos, Egipcios y Libios antiguos; esta piedra se encontró cerca de Davenport, Iowa, USA y ha sido ignorada por la ciencia.

https://gutierreziglesia.blogspot.com/2012/01/descubrieron-los-egipcios-america.html

https://www.bibliotecapleyades.net/egipto/esp_egipto_mist_1.htm

Los templos de Karnak y Luxor

Karnak y Luxor los mas antiguos templos egipcios se encuentran en la actual  población de Luxor , en la ribera oriental del río Nilo, a 200 km. al norte de la primera catarata, en Asuán.

Se levanta sobre las ruinas de la antigua ciudad de Tebas. En 1979 la antigua Tebas y sus necrópolis fueron designadas Patrimonio Mundial de la UNESCO, incluyendo los templos y palacios de Luxor y Karnak, y las necrópolis del Valle de los Reyes,Necrópolis de 63 faraones egipcios (datos de marzo de 2006). El valle se halla en Tebas Oeste, frente a Karnak, y fue descubierto en 1708 por el misionero francés Claude Sicard.

valle de los reyes
valle de los reyes

El Valle de las Reinas,está formado por más de 90 tumbas con los restos de las esposas y familiares de los faraones. El monumento funerario más destacado es la tumba de Nefertari. como testimonio del apogeo y esplendor de la civilización egipcia.

valle de las reinas
valle de las reinas

La antigua Tebas, la ciudad del dios Amon, fue la capital del Egipto faraónico durante el Imperio Medio (2050 – 1750 a.C.) y el Nuevo (1550 – 1070 a.C.). Desde el Imperio Medio la ciudad estaba consagrada a Amón, el dios supremo del Antiguo Egipto, al que los faraones dedicaron colosales templos.

Luxor es en la actualidad una pequeña ciudad de 60.000 habitantes, situada en la orilla derecha del Nilo en el lugar que corresponde a la antigua Tebas, la ciudad que Hornero describe como «Tebas de las cien puertas».

El nombre de Luxor deriva de la palabra árabe el-Uqsor, plural de el-Qasr que significa campamento o fortificación, haciendo referencia a dos campamentos militares que aquí se establecieron en época romana. Tebas, que los egipcios llamaban Uaset, se extendía en el área que actualmente comprenden Karnak y Luxor.

panoramica luxor
panoramica luxor

En esta gran ciudad (en el momento de máximo desarrollo contaba con más de un millón de habitantes), capital en el Imperio Nuevo de un imperio que se extendía desde el Eufrates a la Alta Nubia, se veneraba al dios Amón, cuyo centro de culto se hallaba en el gran templo de Karnak.

Los egipcios desconfiaban de todo lo que viniera del exterior de su mundo, siempre en equilibrio y ordenado.
Las ciudades crecían en torno a los templos que ejercían una gran labor social.

Las viviendas eran pequeñas pero las condiciones sanitarias e higiénicas eran muy buenas. También existían mansiones que pertenecían a las élites y clases acomodadas. El poder de los templos llegó a eclipsar al de algunos faraones, acumulando terrenos de cultivo, ganado e influencia política.

El templo ha sufrido multitud de evoluciones ya que, lo que originariamente fue un templo de culto al dios más importante del panteón egipcio; Amón-Ra, se fue transformando con el paso de los años para albergar el culto a otras deidades.

Durante la época ptolemaica, se veneró a Serapis, un dios sincrético que aunaba la tradición egipcia con la griega. Posteriormente, durante la época de dominio romano, se instaló, en primer lugar, una capilla en honor a Augusto, emperador que fue divinizado y posteriormente, cuando la legión romana convirtió el templo en un castro, albergó el culto a otras divinidades romanas.

Capilla de los estandartes o Insignias de la Legión
Capilla de los estandartes o Insignias de la Legión

Siglos más tarde, con la llegada del cristianismo y la aceptación de esta religión por parte del Imperio, se construyeron iglesias en el interior del gran recinto del templo y hoy en día aún se pueden ver restos de una que estaba situada en el patio de Ramsés II, sobre la cual se instaló posteriormente una mezquita dedicada a Abu El-Hagag, un santo local cuyas reliquias se guardan en su interior.

En definitiva, entre el paso de egipcios, griegos, romanos, cristianos y musulmanes, este templo ha tenido actividad de culto durante más de 3.500 años y hoy en día mantiene activa su mezquita, por lo que podemos oír la llamada a la oración mientras contemplamos las ruinas de este faraónico templo.

El templo, que mide en total 260 metros de largo está construido teniendo en cuenta las partes tradicionales de todos ellos: la fachada, la sala hipóstila, el patio, el vestíbulo y el santuario.

entrada templo luxor.jpg
entrada templo luxor.jpg

Al llegar lo primero que se ve es el gran obelisco junto con los colosos de Ramsés II, dos de ellos restaurados. Después se pasa inmediatamente al patio Peristilo, donde se encuentran un total de 74 columnas en fila de a dos.

El templo de Luxor, construido en el corazón de la antigua ciudad de Tebas, principalmente por Amenofis III y Ramsés II, estaba unido al gran santuario de Karnak a través de un espectacular bulevar triunfal, flanqueado por esfinges. Anualmente se celebraba la Fiesta de Opet, en la que se conmemoraba la unión entre Amón y Mut con una procesión en la que se transportaban las estatuas de ambas deidades, en las barcas sagradas, desde el templo de Karnak hasta el de Luxor. Se han descubierto restos de unas 850 esfinges, de las 1350 estatuas que custodiaban la avenida.

entrada templo luxor
entrada templo luxor

El nombre de Luxor proviene del árabe El Qasr, que significa el campamento fortificado, en referencia al fuerte romano construido en el siglo III d.C., en tiempos de Diocleciano, sobre el templo de época faraónica.

Galán, director del Proyecto Djehuty y profesor de Investigación del Centro de Ciencias Humanas y Sociales del CSIC, explica sus impresiones sobre esa ‘ciudad perdida’ situada a unos 500 kilómetros al sur de El Cairo. “Es una zona de talleres de producción vinculada a la ciudad de Amenhotep III: hay talleres de carne con horno, panadería, fundidores, escultores… Está fenomenalmente conservada, tiene muros altos… ”.

Entre las edificaciones se encuentran pequeños grandes tesoros: “Cerámicas propias de la actividad, algunas con contenido, otras con etiquetas con fecha, lo que va a permitir fechar el abandono”, relata Galán.

luxor
luxor

A 3 km. de Luxor, siguiendo la avenida de las esfinges, se encuentra el monumental complejo de Karnak, formado por tres templos, dedicados a Amón, Mut, y el dios guerrero Montu. En el gran templo de Amón destaca la gran sala hipóstila con sus colosales 134 columnas, sus seis accesos monumentales.

El Templo de Karnak es el templo más grande de Egipto y aún hoy en día se siguen encontrando restos y sigue siendo reconstruido.

El templo principal estaba dedicado al dios Amón, aunque también se veneraba a otro dioses en templos más pequeños. El lugar además está rodeado por una muralla de adobe de 8 metros de grosor y 2400 metros de perímetro.

karnak
karnak

Fue construido por diferentes faraones como Tutmosis I, Ramses II y Hatshepsut entre los años 2.200 y 360 a.C y mide más de 30 hectáreas.

Karnak está formado por una serie de complejos:

Gran Templo de Amón; dios patrón de Tebas y más tarde, dios nacional adquiriendo gran importancia cuando se «fusiona» Amón con el dios sol Ra, formando Amón-Ra o Amón-Re.

gran templo de amon
gran templo de amon

Recinto de Montu; dios solar y de la guerra, representado con cabeza de halcón con el disco solar y dos plumas.

recinto de montu
recinto de montu

Recinto de Mut; conocida también como la diosa madre. Se ha identificado como la esposa de Amón-Ra y madre del dios lunar Jonsu.

recinto de mut
recinto de mut

Templo de Ptah; dios creador de la mitología egipcia, constructor, patrón de los artesanos y arquitectos. Se le atribuía poder sanador.

Templo de Ptah
Templo de Ptah

Templo de Jonsu; asociado a la medicina, protector de los enfermos y fertilidad en la tierra.

Templo de Jonsu
Templo de Jonsu

Templo de Opet; Asociado a la fiesta de Opet

Templo de Opet
Templo de Opet

En el recinto también se encuentra la avenida de las esfinges, cuarenta esfinges construidas por orden de Ramsés II que unen el templo de Karnak con el templo de Luxor y el embarcadero que comunica el templo con el acceso al Nilo.

El Templo de Karnak
El Templo de Karnak

Una de las zonas más impresionantes del templo es la sala hipóstila, formada por 134 columnas, las doce centrales con una altura de 23 metros, que cubren una superficie de 102 metros de largo por 52 de ancho. Todas las columnas está decoradas con imágenes y jeroglíficos.

Otro de los lugares importantes en el templo de Karnak es el lago sagrado, donde justo delante se encuentra el escarabajo sagrado.En el antiguo Egipto, el escarabajo era símbolo de buena suerte.

Dentro del templo de Karnak también se encuentra el obelisco más grande que existe en Egipto, el de la faraón Hatshepsut. Mide unos 30 metros y pesa más de 300 toneladas.

Sala hipóstila del templo de Amón-Ra en Karnak.
Sala hipóstila del templo de Amón-Ra en Karnak.

La ceremonia de Opet era una de las grandes festividades de Egipto. Comenzaba entre los días 15 y 19 del segundo mes de la estación de ajet, es decir, de las crecidas.

Durante la fiesta, el dios Amón de Karnak visitaba el templo de Luxor para regenerarse y el faraón participaba en la comitiva. La fiesta comenzaba con la llegada del soberano a Karnak, donde realizaba una serie de ofrendas y rituales.

Después, las imágenes de la triada tebana (Amón, Mut y Jonsu) eran trasladadas en barcas portátiles por el interior del templo junto con la barca del faraón.

 

 

https://www.artehistoria.com/es/contexto/el-templo-de-am%C3%B3n-en

https://artehistoriaegipto.blogspot.com/2017/02/templo-de-

https://mihuellaxelmundo.com/los-templos-de-

https://destinoinfinito.com/templo-de-luxor-egipto/

La piedra Rosetta

La piedra Rosetta es uno de los grandes enigmas de la humanidad, es una piedra de color oscuro que fue hallada en el año 1799 durante la ocupación francesa de Egipto.

Esta piedra de Rosetta es un fragmento de una antigua estela egipcia de granodiorita,esta inscrita con un decreto publicado en Menfis en el año 196 a. C. en nombre del faraón Ptolomeo V.

La piedra está dividida en tres franjas de posición horizontal y en cada franja se encuentra grabado el texto. En la franja superior el texto estaba escrito en jeroglífico,en la intermedia en egipcio demótico y la inferior en griego.

Las primeras 14 líneas están escritas en jeroglífico. La parte central en Demótico (un derivado del jeroglífico), y ocupa 32 líneas. La parte inferior está dedicada al griego, con un total de 54 líneas.

Una réplica de la Piedra de Rosetta en Rashid (Rosetta), Egipto.
Una réplica de la Piedra de Rosetta en Rashid (Rosetta), Egipto.

Tiene unas medidas aproximadas de 1,14 metrosde alta, 72 centímetros de ancha y 28 de grosor.

CONTENIDO

Esta inscripción anunciaba un decreto de los sacerdotes de Menfis, fechado en el año 196 a.C. durante el reinado de Tolomeo V Epífanes (c. 205-180 a.C.).

La Piedra Rosetta es la copia de un decreto hecho público por un consejo general de sacerdotes reunido en Menfis, con motivo del primer aniversario de la coronación del faraón Ptolomeo V Epífanes, rey de todo Egipto.

El texto hace referencia a los honores concedidos al faraón por los templos de Egipto; en reconocimiento a los favores hechos por el faraón a dichos templos; con privilegios para los sacerdotes, sobre todo de tipo económico. Cuya traducción podéis leer a continuación:

«Bajo el reinado del joven que recibió la soberanía de su padre; Señor de las Insignias reales y cubierto de gloria, el instaurador del orden en Egipcio; piadoso hacia los dioses, superior a sus enemigos, que ha restablecido la vida de los hombres, Señor de la Fiesta de los Treinta Años, igual a Hefaistos el Grande, un rey como el Sol, Gran rey sobre el Alto y el Bajo país; descendiente de los dioses Filopáteres, a quien Hefaistos ha dado aprobación; a quien el Sol le ha dado la victoria, la imagen viva de Zeus, hijo del Sol, Ptolomeo viviendo por siempre, amado de Ptah.

En el año noveno, cuando Aetos, hijo de Aetos, era sacerdote de Alejandro y de los dioses Soteres, los dioses Adelfas, y los dioses Euergetes y  los dioses Filopáteres, y del dios Epífanes Eucharistos, siendo Pyrrha, hija de Filinos, athlófora de Berenice Euergetes, siendo Aria, hija de Diógenes, canéfora de Arsínoe Filadelfo, siendo Irene, hija de Ptolomeo, sacerdotisa de Arsínoe Filopátor, en el (día) cuarto del mes Xandikos o el 18 de Mekhir de los egipcios»

DESCUBRIMIENTO

La campaña de Napoleón en Egipto duró tres años (1798-1801), en los que Francia e Inglaterra se enfrentaron en tierras egipcias y sirias.

El fracaso militar de los franceses tuvo a pesar de todo un golpe de suerte en el verano de 1799,un capitán del ejército Francés, Pierre-François Bouchard, descubrió la piedra Rosetta (15 de julio de 1799); mientras realizaba trabajos de excavación para reforzar una zona defensiva en la ciudad de Rashid (Rosetta) a unos 80 kilómetros de Alejandría.

Existen numerosas razones para visitar el Museo Británico de Londres; desde el simple hecho de ser gratuito, hasta su merecida fama como uno de los mayores y más completos del mundo, con una colección que sobrepasa las 7 millones de piezas, procedentes de todos los rincones del mundo.

Entre los objetos con más relevancia para la arqueología se encuentra expuesta en el museo la Piedra Rosetta, imprescindible para nuestro actual conocimiento del antiguo Egipto.

DESCIFRADO

Hicieron falta 20 años (1799-1822) para descifrar el código escondido en la piedra Rosetta, pues el idioma jeroglífico se había perdido desde que el Imperio Romano tomase el control de Egipto (30 a.C., aproximadamente).

Fueron muchos los estudiosos que recibieron la transcripción de los textos a lo largo de esas dos décadas, pero muy pocos los nombres que aportaron datos relevantes para el descubrimiento final.

Entre ellos estuvo el británico Thomas Young (físico, lingüista, filólogo), que mantuvo una declarada rivalidad con Jean François Champollion en la carrera por la conquista de los jeroglíficos.

Jean-Francois Champollion
Jean-Francois Champollion

Finalmente, fue el francés quien culminó en el exitoso descubrimiento del código un 14 de septiembre (1822).

Tomas Young descubrió  que los nombres de la familia gobernante (Ptolomeo y Cleopatra) se escribían dentro de unos «cartuchos»,  y fue en base a esta suposición que Champolion buscó las letras que se repetían en ambos nombres.

Mediante un extenuante sistema de eliminación y de equivalencias consiguió demostrar que al contrario de lo que se pensaba hasta la fecha, los jeroglíficos eran letras, no conceptos ni iconos, y correspondían a las sílabas del egipcio antiguo.

Esto abrió las puertas a más de 3000 años de misterio,y nos permitio un acercamiento a las costumbres y las creencias y hechos históricos que habían permanecido en silencio bajo las arenas del desierto.

Como el griego sí se podía traducir comprobo; que había sido realizado en tiempos del rey de Egipto Ptolomeo V, en el año 196 a.C.

A partir de este idioma, empezaron a comparar los tres textos para intentar descifrar los jeroglíficos.

Figeac, La place des Ecritures
Figeac, La place des Ecritures

CONSECUENCIAS

Antes de descifrar el texto que contenía la piedra Rosetta era imposible conocer los entresijos de la civilización egipcia escondidos en sus escritos.

Los jeroglíficos eran un enigma incomprensible para arqueólogos, los filólogos, los lingüistas e historiadores. Sin embargo, a partir de 1.822, el intricado idioma de los egipcios dejó de ser un misterio para convertirse en la herramienta; que desvelaría todos los secretos de su civilización.

Aunque en los muros interiores y exteriores de las pirámides y de los templos esparcidos a lo largo del valle del Nilo aparecían muchas inscripciones; todos los que habían intentado descifrarlas habían fracasado.

Eran un misterio, y lo mismo ocurría con los miles de papiros encontrados sobre todo en tumbas,muchos de los cuales habían llegado a Europa y formaban parte de museos y colecciones privadas.

La historia del antiguo Egipto estaba escrita a lo largo de todo el país, desde el delta hasta la primera catarata; en las piedras de cientos de monumentos.

Y sin embargo nadie podía leerla. Hasta que el hallazgo casual de una piedra trilingüe y el genio de un hombre cambiaron las cosas.

Después de permanecer oculto durante siglos, por fin el secreto de los jeroglíficos fue desvelado.

https://revistadehistoria.es/champollion-el-hombre-que-hizo-hablar-a-la-piedra

http://diccionario.sensagent.com/Piedra%20de

Abydos y el Osirion

A 560 km. al sur de El Cairo, descubrimos el paraje de Abydos y el Osirion; capital de la provincia de Ptah-ur, «la gran Tierra, la Tierra primordial».

Esta ciudad, que no tuvo relevancia económica, poseyó siempre un carácter sagrado. Allí se edificaron las tumbas, reales o simbólicas, de los faraones de la I dinastía.

Recientes excavaciones han permitido sobre todo recuperar lo que parece ser los primeros rudimentos de la lengua jeroglífica. Según el mito que enseñan los textos egipcios y que completó Plutarco, Osiris era el rey de la edad de oro que reveló a los egipcios todo cuanto era útil para vivir en armonía.

pilares rectangulares Abydos
pilares rectangulares Abydos

Por celos, su hermano Seth decidió asesinarle y dispersar las partes de su cuerpo. La esposa de Osiris, Isis, emprendió una larga búsqueda para reconstruir los miembros dispersos y devolverle la vida a su marido.

De este amor más allá de la muerte nacerá un hijo, Horus, «El que se cuida de su padre». Subirá al trono de Egipto y será el protector de cada faraón.

Para vencer a la muerte, todo ser debe convertirse en un Osiris y revivir las etapas de su «pasión». En el Imperio Medio se evoca una peregrinación a Abydos que era en realidad una navegación simbólica de las almas hasta el templo de Osiris. Numerosas personalidades se hicieron representar para la eternidad mediante estelas levantadas cerca de «la escalera del gran dios» o mediante capillas.

ala sur
ala sur

El templo funerario de Seti I, también conocido como Gran Templo de Abidos o Memnonium es un templo-cenotafio construido por el faraón Seti I en Abidos, en el Alto Egipto, y que sería finalizado por su hijo Ramsés II, también de la XIX dinastía.

Completado por el cercano Osirion, el templo sirve como un monumental ofrecimiento votivo para atraer la benévola atención de Osiris, el dios de la regeneración y soberano del más allá.

Abidos, cuyos asentamientos se remontan hasta el periodo Naqada I, centro religioso y lugar de peregrinación, donde se pensaba que había sido sepultada la cabeza de Osiris.

osiris
osiris

El principal propósito de su construcción fue la adoración entre sus paredes de todos los dioses mayores egipcios y a los faraones que le precedieron, en forma de una gran capilla funeraria.

La lista de los 76 faraones de las principales dinastías “reconocidos” por Seti están grabadas en una pared y es conocida como “Lista Real de Abidos”, mostrando el nombre de los faraones en cartuchos, desde el primero, Narmer o Menes, hasta el propio Seti I.

El templo está construido sobre un terreno en pendiente que ha hecho necesario el desarrollo de terrazas sucesivas. Su planta es en “L”, el edificio principal se encuentra en un eje norte-sur.

mapa templo abydos
mapa templo abydos

Está prolongado por el Osirion tumba ficticia del rey, originalmente situado bajo un túmulo, estando separados los dos edificios por pocos metros.

El templo funerario se completa con un ala lateral que se extiende hacia el este.Sus paredes están adornadas bajorrelieves, algunos de los cuales presentan una conservación excepcional y mantienen sus colores originales.

El templo está consagrado a siete divinidades, incluido el propio rey divinizado, que tienen su propia capilla, Osiris, Isis, Horus, Amón, Ra-Horajti y Ptah. Todas tienen una falsa puerta, excepto la de Osiris, que presenta además una posición de honor especial, conduciendo a un complejo de dependencias dedicado a su culto que comprende dos salas y dos series de tres capillas dedicadas a Osiris, Isis y Horus.

horus
horus

Ramsés II completó la obra a la muerte de su padre, añadiéndole dos patios y un pilono de 62 metros, del que apenas se conserva nada en la actualidad. Estos patios terminan en pórticos con doce pilares rectangulares en terraza. El primer patio albergaba un jardín con árboles y estanques.

El acceso al templo se hacía a través de una rampa corta que terminaba en un pórtico con doce pilares rectangulares. Se disponían tres entradas y cada puerta conducía (después de haber pasado por las dos salas hipóstilas) hacia tres de las siete capillas del templo.

Las siete capillas
Las siete capillas

La puerta principal da a la capilla de Amón. Más a la derecha, las otras puertas conducen a las capillas de Osiris y Horus. Detrás del templo se encuentra el cenotafio propiamente dcho.

Primera sala hipóstila
Primera sala hipóstila

En las salas hipóstilas se puede contemplar una escena de la fundación del templo. Seti fija con la diosa Seshat los contornos del edificio y después coloca las primeras piedras. Otra escena muestra el nacimiento divino del rey.

En otra pared, el rey Ramsés II es purificado por Tot y por Hathor. Más allá, aparece de pie ante Osiris e Isis, y les ofrece una estatuilla que le representa. En otras representaciones quema incienso ante Horus y luego le ofrece una estatuilla de Maat.

segunda sala hipóstila
segunda sala hipóstila

A la izquierda de la segunda sala hipóstila se accede a un corredor donde está la Lista Real de Abidos y conduce a una serie de estancias que servían como almacenes de estatuas, barcas sagradas, elementos necesarios en el templo y despensas.

En paralelo a las siete capillas, con entrada por la segunda sala hipóstila se encuentra una sala más grande dedicada a Nefertem y a Ptah-Sokar.

A excepción de la lista de los faraones y un panegírico sobre Ramsés II, las representaciones no son históricas, sino mitológicas. La obra es célebre por su complejidad, conservación, delicadeza y refinamiento artístico, pero carece de la viveza y el carácter de épocas anteriores.

vista general Las siete capillas
vista general Las siete capillas

El Osirión está situado en Abidos, detrás, a un nivel inferior, aunque conectado con el templo de Seti I. Los arqueólogos Flinders Petrie y Margaret Murray se encontraban trabajando en Abidos durante el siglo pasado, cuando descubrieron el Osirión por casualidad, mientras excavaban el templo de Seti I.

El Osirión fue construido originalmente en un nivel muy inferior al de los cimientos del templo de Seti I. Los egiptólogos consideran que son contemporáneos, pero las evidencias están en contra de esta consideraciónpues se construyó con piedra caliza, arenisca rojiza y granito en su cámara central.

Osirion
Osirion

El Osirión también es conocido como la tumba de Osiris, mientras que el templo de Seti I se conoce como templo de Osiris. Abidos era el lugar principal de adoración de Osiris, señor del mundo terrenal. Osiris, su hermana Isis y su hijo Horus eran figuras fundamentales en la religión del antiguo Egipto. Además, se encuentra bastante cerca tanto del templo de Seti I como del templo de Ramsés II. En cuanto a su antigüedad, el templo data de la Dinastía I, (alrededor de 3000 años a. C.) según estimaciones basadas en diversos yacimientos y restos hallados en el lugar.

Muchos reyes dejaron su presencia marcada en este templo, tanto monarcas pertenecientes al Imperio Medio como del Imperio Nuevo, entre ellos Amenhotep I, Amenhopet III y Tutmosis III, hijo ilegítimo de Tutmosis I . Se cree que el Osirión buscaba con su compleja organización interna evocar la creación. Los sacerdotes de este templo eran los únicos que podían acceder a sus secretos: incluso el faraón tenía algunos sectores vetados.

Este templo de Osiris es y siempre fue un gran dolor de cabeza para los egiptólogos. No resulta extraño que no se encuentre mucha información o estudios oficiales acerca de él. Para empezar se encuentra muchos metros por debajo del nivel de los templos vecinos. Según los geólogos, cuando se construyó ése era el nivel del suelo y luego, con el paso de los milenos, diversos sedimentos se fueron amontonando sobre él. De hecho, algunos estudiosos dan a entender que su datación real sería de más de 10.000 años de antigüedad.

Tanto es así que si comparamos el tipo de arquitectura se observa la diferencia claramente. Pero los egiptólogos aducen como “pruebas” de su construcción por Seti I, las siguientes:

1. Está unido físicamente al templo de Seti I.
2. Hay una pequeña inscripción en el Osirión con el nombre de Seti, en el único lugar del templo en el que se han hallado inscripciones.
3. El lugar en general se asocia a Seti, y a la adoración de Osiris.

Sin embargo, frente a estos indicios tan débiles, se pueden contraponer estos:

1. Los cimientos del Osirión son mucho más bajos que los del templo de Seti y no existe motivo para ello. Además, la tierra excavada alrededor del Osirión se ha demostrado que está formada por sedimentos condensados del Nilo, depositados allí, año tras año, desde tiempos inmemoriales debido a las inundaciones anuales del Nilo.

2. El diseño del templo de Seti I en sí mismo es inusual, ya que no se construyó en base a la forma rectangular estándar, como sucede con el resto de templos de este período, sino que tiene forma de “L”. No puedo ver ninguna razón lógica para ello, excepto el hecho de que el Osirión enterrado fuese descubierto durante la construcción del templo, forzando un cambio de planes.

3. Quizás la razón más poderosa en contra de la datación convencional de esta estructura sea su contexto arquitectónico: la nueva arquitectura del reino es increíblemente distinta en su estilo y forma y, aunque cada templo del Imperio Nuevo es único, hay múltiples coincidencias estilísticas entre sus diseños.

En cambio, el Osirión no exhibe ninguno de estos rasgos, se observa en él una sorprendente ausencia de inscripciones, su construcción con megalitos es única en el Imperio Nuevo y parece casi absurdo que Seti I construyese su templo a un nivel y el Osirión, en cambio, bastantes metros más profundo, sobre las rocas del subsuelo.

Comparacion cortes piedras
Comparacion cortes piedras

Existen ciertos sectores de la ciencia que piensan que este templo no es obra de egipcios sino más bien que ellos lo encontraron y construyeron sus templos alrededor.

Resulta curioso que, a pesar de tan grandes evidencias en contra, la egiptología no pueda reconocer el hecho de que el Osirión es mucho más antiguo de lo que dice su datación convencional, y me pregunto por qué los supuestos expertos aún se aferran desesperadamente, a sus débiles premisas.

El templo Osirión es el lugar más antiguo conocido en el que aparece la flor de la vida.

Osirion flor de la vida
Osirion flor de la vida

Luego, misteriosamente, se ha encontrado en todo el mundo: Turquía, China… También se la puede observar en los artes fenicio, asirio, indio, asiático, de Oriente Medio y en el arte medieval.

https://artehistoriaegipto.blogspot.com/2017/02/templo-funerario-de-seti-i.html

https://despiertacordoba.wordpress.com/2017/03/14/el-osirion-de-abidos-la-discutida-datacion-de-un-misterioso-y-monumental-templo-egipcio/

El templo de Dendera

Dendera es un pequeño pueblo situado en la ribera occidental del Nilo a 60 km. al norte de Luxor. El templo de Dendera, conocido también como “El Castillo del Sistro” o “La Casa de Hathor” está dedicado a Hathor, la diosa del amor, de la alegría y de la belleza, que los griegos asimilaron con su Afrodita.

El Templo de Luxor fue construido entre el año 30 antes de Cristo y el 14 después de Cristo, por lo que uno de los templos más jóvenes de Egipto. Sin embargo, fue construido en la cima de un templo más antiguo, cuya fecha aún no está clara. Es probable que el diseño del “nuevo” templo se basara en el anterior.

complejo D
complejo

Las inscripciones indican que el edificio original fue construido por aquellos reyes legendarios conocidos como “los discípulos de Horus”. El faraón Keops ordenó construir un templo sobre el mismo sitio utilizado por sus míticos predecesores. reconstruido ya que era un lugar religioso de gran importancia. Durante la dinastía XI, fue famoso por su gran biblioteca de papiros.

Continuar leyendo “El templo de Dendera”

La gran esfinge

La Gran Esfinge de Guiza es uno de los monumentos emblemáticos de la civilización egipcia. Con su mirada milenaria que contempla, cargada de misterio, el sol naciente en el horizonte, la Esfinge ha atraído a todos los viajeros que han visitado Egipto y han osado clavar sus ojos en los de la eterna reina del desierto.

Orígenes y Características

Se trata de una escultura colosal ubicada sobre la ribera occidental del río Nilo, en la meseta de Guiza; unos 20 kilómetros al sudoeste del centro de la capital egipcia.

Tal y como sucede con las pirámides de Guiza, la esfinge no presenta ninguna inscripción que identifique a su constructor. Pese a ello, los expertos estiman que fue esculpida en el siglo XXVI a. C.; durante el reinado del faraón Kefrén (2520-2494 a.C.), perteneciente a la IV dinastía egipcia.

Dicha datación se argumenta, principalmente, en base a su proximidad con la Pirámide de Kefrén, lo que fue razón suficiente para asociar su construcción a la figura de este faraón, e incluso a la idea de que el rostro de la esfinge es el del propio Kefren.

Debido a las escasas pruebas en este sentido, la identificación de su constructor y periodo de construcción; siguen siendo aún a día de hoy objeto de encendidos debates.

Continuar leyendo “La gran esfinge”

¿ segunda esfinge en Guiza?

Cubierto por toneladas de piedra y arena todavía sigue oculto bajo el suelo de Guiza uno de sus grandes secretos. ¿ Existio una segunda esfinge en Guiza?; que acompañó a la que todos conocemos hace miles de años y que acabó desapareciendo en circunstancias extrañas.

Al menos esto es lo que piensa Bassam El Shammaa, un investigador alejandrino que lleva más de una década siguiendo la pista al león perdido.

Para llegar a tan desestabilizadora conclusión; a lo largo de sus años de trabajo ha conseguido innumerables pruebas en textos antiguos; datos arqueológicos e incluso una insólita fotografía desde un satélite tomada por la NASA que parece corroborar su hipótesis.

Cada vez parece más claro que estas creencias tuvieron su verdadero origen en una época prefaraónica; de la que apenas se ha conservado nada y cuyos restos, por error, los egiptólogos ortodoxos datan miles de años después. Esta cultura prefaraónica sería la creadora de la imagen leonina de la Esfinge y que siglos después los faraones transformaron añadiéndole un rostro humano.

Continuar leyendo “¿ segunda esfinge en Guiza?”