EL Popol Vuh

EL Popol Vuh

EL Popol Vuh es como la biblia del pueblo maya, en este libro se acumulan las creencias de este pueblo. Es un libro pictográfico traducido al castellano por el sacerdote Ximénez.

La primera interpretación de fray Ximénez fue un tanto confusa, y por eso hace una segunda interpretación de forma más clara traducida del idioma quiché al español. Estos escritos se conservaron en Guatemala hasta el año 1854. Cuando fueron descubiertos por un austriaco llamado Charles Schezer, quien en 1857 decidió publicarla en Viena con el nombre “Las historias de los indios de ésta provincia de Guatemala”.

Actualmente la primera traducción de Ximénez al castellano, y su «Manuscrito de Chichicastenango» se encuentran en la Biblioteca Newberry, en Chicago, Estados Unidos.

El pueblo Maya-Quiché se desarrolló durante el periodo al cual denominamos Pre-Hispanico en los territorios centrales de Mexico, Yucatán, Guatemala y Honduras principalmente.

El término Popol Vuh proviene del k’iche’ popol wuj, que significa “libro del consejo” o “libro de la comunidad”. Recopilación de narraciones míticas, históricas y legendarias del pueblo k’iche’, el pueblo maya guatemalteco que tenía la mayor población en aquellos tiempos.

primera pagina Popol vuh
primera pagina Popol vuh

Se divide en dos partes, la primera narra el origen del mundo y la segunda relata la historia de los gemelos fantásticos. Estas dos partes dan origen a cuatro partes con un promedio de 10 capítulos cada una.

La narración es objetiva, en ningún momento el autor critica , solo se limita a expresar lo ocurrido.El lenguaje de los personajes hacia los dioses es solemne y la narrativa del Popol Vuh es simbólica.

Este libro es de un gran contenido cosmogónico, porque en él se relata todo el proceso de la creación. Hablamos del comienzo de la vida del hombre en el planeta. Dice que las montañas surgieron del mar, luego explica sobre la formación de la vegetación sobre los valles y la aparición de los primeros animales.

Todo este ecosistema fue creado por varios dioses, quienes después exigen sacrificios a los seres humanos para adorarlos. Los primeros animales que se crearon, fueron los cuadrúpedos, luego se crearon las aves. Éste sistema fracasó porque los animales eran incapaces de hablar y entonces los dioses hacen un segundo intento para crear un mundo más perfecto.

Luego hacen una criatura de barro semejante a ellos, que por supuesto tiene forma de un humano. Lamentablemente esta criatura al ser expuesta a las lluvias se disolvió. Según El Popol Vuh, hacen un tercer intento, esta vez hacen hombres de madera; pero como éstos no eran capaces de venerar a los dioses, enfurecidos provocan un huracán para castigarlos.

En el cuarto intento logran su objetivo, y crean al hombre que proviene del maíz. Estas nuevas criaturas si son capaces de adorar a sus dioses y ver todo. Lo que no era del agrado de los dioses y enviaron nubes para que ellos no pudieran verlos. Así podrían mantener su privacidad, quienes vendrían siendo la humanidad que actualmente habita el planeta.

Los nombres de la primera pareja según El Popol Vuh fueron Xpiyacoc y Xmucané. A estos les siguen sus hijos llamados Uno Hunahpú y Siete Hunahpú, nueras y nietos. Quienes se convirtieron en artesanos y escribas. La misión de estas primeras criaturas era cuidar de los días del calendario el cual tenía 260 días.

Popol Vuh
Popol Vuh De Cuilomerto – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=25672694

Los personajes son :

Ixmucané: Es la diosa que crea los hombres del maíz y madre de los gemelos Hunahpu y Ixbalanque

Hun Camé: Es una deidad del inframundo.

Hunahpú: Hermano gemelo de  Ixbalanque.

Vukup-Ahpú: Hermano de Hun  Hunahpú dios del juego de pelota.

Ixbalamqué: Hermano gemelo Hunahpu.

Tepew-Q’ukumatz o Tepeu: Se encontraba enterrado bajo plumas de quetzal cuando Uk’ux Kaj llega a hablarle. Es lo que se encontraba antes de la nada, en la oscuridad. Es la primera deidad.

Uk’ux Kaj e Xmukane: Aconsejan a la primera deidad a la hora de hacer las creaciones.

Uk’ux Kaj-Uk’ux Ulew: Su esencia es de tres y aparece en la narración a platicar con Tepew-Q’ukumatz.

Xpiyakok, Xmukane: Abuela del día y Abuela de la Claridad dan su consejo sobre la creación de los hombres de palo.

Ixquic: es la hija de Kuchuma Kik’, un señor de Xibalba, esta doncella se acerca al árbol prohibido donde colgaba la cabeza de Hun Hunahpú, la calavera de este escupe su simiente en la mano de Ixquic y debido a ello se engendran a los héroes gemelos Hunahpú e Ixbalanqué.

Tojil: Dios principal ya que fue el que les dio el fuego.

Vucub Camé: Señor de Xibalbá le gustaba torturar a la gente.

Ixmucané: Señor de Xibalbá corrupto y convenenciero.

deidades Popol Vuh
deidades Popol Vuh  De Xjunajpù – Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=27524082

Se dice que en el principio, la tierra solo estaba cubierta de agua, no había vida alguna en ella y como mencione anteriormente; todo estaba en suspenso, había clama, silencio, nada se movía, pues no se manifestaba la faz de la tierra. Hasta que llegó el día en que los Dioses Tepeu y Gucumatz, los creadores y formadores progenitores, antepasados y primeros seres en existir; eran tan sabios,  creando poco a poco todo lo que en ella habitaría, como plantas y los animales.

Estos dos Dioses empezaron separando las aguas, emergiendo la tierra, después hicieron la creación y crecimiento de los árboles, el nacimiento de la vida y la claridad en acción del hombre. Una vez creado todo esto, se dedicaron a la creación de los animales. pero había un problema en ellos: no podían hablar ni adorar o invocar a los dioses, por lo cual todos estos fueron castigados y condenados, por lo que hubo que hacer una nueva creación, la creación y formación del hombre.

Tras la creación de las plantas, animales y el fracaso en la creación del hombre y que los animales no los veneraban, los dioses se dijeron entre sí mismos que tenían que crear algún ser que lo hiciera, pues primero lo intentaron hacer de barro, pero este no se podía sostener y cuando llovía se deshacía. Otro problema era que tampoco podía hablar, por lo tanto no podía adorar ni ofrecer sacrificios a los dioses. Posteriormente lo hicieron de madera de un árbol, reproduciéndose entre sí, ya que este si podía andar y hablar, pero no lo hacían con sus dioses,  Pues no tenían memoria, ni emociones y mucho menos entendimiento, dado el caso que no eran capaces de recordar quienes habían sido sus creadores.  Hasta que un diluvio logró terminar con la mayoría de estos, quedando solamente su descendencia: los monos.

La creación del hombre definitivo: Para la creación de este, se buscó lo que debía entrar en la carne del hombre. Cuando los tiempos de lluvia terminaron, los animales llevaron maíz blanco y rojo a los dioses, haciendo una pasta con estos ingredientes, empezando a modelar el cuerpo del hombre con ella. Con el maíz blanco hicieron la carne y con el maíz rojo la sangre.

Una vez creadas estas criaturas, los dioses se percataron que tenían gran inteligencia y que podían entender absolutamente todo, pues su creación había sido un prodigio, ya que podían hablar, razonar, ver, oír y andar, en sí, eran hombres perfectos y hermosos, cuya figura era semejante a la figura humana.

Tan grande era la sabiduría e inteligencia de estas creaciones que su genio se extendió en los bosques, lagos, mares, montañas y valles, viéndose los dioses amenazados por esta nueva humanidad que se reveló como demasiado inteligente.

Entonces, por tal motivo los dioses se empezaron a preocupar, pensando si ésta nueva humanidad se querían parecer a ellos sus creadores, cuya inteligencia y sabiduría también se extendía y conocían de todo a todo.

Hasta que un día el corazón del cielo llamado HURACAN, les sopló una gran nube de vapor sobre los ojos de los nuevos seres creados, que hizo que su capacidad de ver de estos se redujera, disminuyendo de igual manera su gran sabiduría.

asó el tiempo y todo resultaba bien, pero hacía falta la presencia de alguien: una mujer; por lo que la hicieron casi de la misma forma que al hombre y con el mismo material, solo que un poco más frágil y más hermosa.

Una vez estando en la tierra el hombre y la mujer, estos se empezaron a reproducir y fue así que el mundo se empezó a poblar, este mundo creado por los dioses Tepeu y Gucumat.

 

https://samaelgnosis.net/sagrados/pdf/popol.pdf

https://popolvuh2.blogspot.com/

https://literaturaceuja2015.blogspot.com/2015/09/argumento-principal-del-popol.html