egipto en el gran cañon

descubrimiento

Tenemos antiguas noticias un nuevo descubrimiento en el que se evidenciaron restos de la civilización de egipto en el gran cañon.

Uno de los misterios más grandes de toda la historia de la humanidad es la relación que existe entre diferentes culturas antiguas de todo el mundo con el antiguo Egipto.

Para la época, era imposible imaginar si quiera que una civilización pudiera hacer un viaje a través del mar para llegar a otros continentes; pero la gran cantidad de pruebas sugieren que; de alguna manera, civilizaciones como la maya o la Inca estuvieron relacionadas con los egipcios.

El cinco de abril del año 1.909, la Gaceta de Arizona, en su primera edición, publicó un artículo relacionado con el Smithsonian; y como estos financiaron a dos arqueólogos que hicieron un misterioso hallazgo en las cercanías del Gran Cañón; que sugiere la presencia de egipcios en América hace miles de años.

conexiones
conexiones

En el artículo también podemos leer que las misteriosas cavernas donde estaban ubicados se encontraban en la zona más distante del Gran Cañón. Se piensa que las cavernas estaban a al menos a unos 1.500 pies por debajo del inmenso principio. Sin embargo, muchas personas, apoyadas por la egiptología tradicional; aseguran que todo esto se trató de un engaño perfectamente elaborado.

“De acuerdo con la historia relacionada con la Gazeta por el señor Kinkaid, los arqueólogos del Instituto Smithsoniano; que está financiando las expediciones; han hecho descubrimientos que casi concluyentemente demuestran que la raza que habitó esta misteriosa caverna; excavada en roca sólida por manos humanas , era de origen oriental… ”

– Gaceta de Arizona 05 de abril 1909

“En primer lugar, me impresiona que la caverna es casi inaccesible. La entrada está a 1,486 metros por la pared de un escarpado cañón ”

–  G. E. Kincaid 1909

articulos
articulos

Si sus teorías se confirman en la traducción de las tablillas grabadas con jeroglíficos; el misterio de los pueblos prehistóricos de América del Norte, sus artes antiguas, quiénes eran y de dónde venían, se resolverá. Egipto y el Nilo y Arizona y Colorado estarán vinculados por una cadena histórica remontándose nuevamente a edades que hacen tambalear la imaginación .

Casi un kilómetro bajo tierra, a unos 1,480 pies bajo la superficie; se encuentra una cámara gigantesca de la cual parten decenas de pasillos, como los radios de una rueda.

El Sr. Kinkaid treinta años después de haber estado al servicio del Instituto Smithsoniano, cuenta su historia, que suena fabulosa, casi grotesca.

Situacion

“lo primero que me impresiono es que la caverna es casi inaccesible. La entrada está a casi 1,486 pies de profundidad en una pared del corte del cañón. Se encuentra en tierra del gobierno y a ningún visitante se le permite la entrada, bajo pena de violación de propiedad ajena.

Los científicos desean trabajar sin ser molestados, sin temor a que los descubrimientos arqueológicos sean perturbados por curiosiosos o cazadores de reliquias. Un viaje allí sería inútil y el visitante sería detenido.

La historia de cómo encontré la caverna ya ha sido contada; pero en un párrafo: me dirigía por el río Colorado en un bote, solo, en busca de mineral. A cuarenta y dos millas río arriba del cañón El Tovar Crystal; vi en la pared este, manchas en la formación sedimentaria de unos 2000 pies sobre el lecho del río.

Egipto en el Gran Cañón
Egipto en el Gran Cañón

No había camino hacia este punto, pero finalmente llegué a ella con gran dificultad. Por encima de un estante, escondido de la vista del río, estaba la boca de la cueva.Hay escalones conduciendo hacia esta entrada a unos treinta pies de lo que era en el tiempo de la caverna habitada, el nivel del río.

Cuando vi las marcas del cincel en la pared interior de la entrada, cogi mi arma y entré varios cientos de pies por el pasillo principal, hasta que llegué a la cripta principal en la que descubrí momias. Me puse de pie para fotografiar una de ellas con una linterna. Recogí una serie reliquias, que lleve por el río Colorado a Yuma, de donde las envié a Washington con detalles del descubrimiento.Después de esto, fueron llevadas a cabo las exploraciones”.

balcones
balcones
Los pasillos

“El pasillo principal es de unos 12 pies de ancho, estrechándose hasta 9 pies hacia el extremo más alejado. Aproximadamente a unos 57 pies de la entrada, los primeros pasos se ramifican hacia la derecha y la izquierda, por los que, en ambos lados, hay una serie de habitaciones alrededor, del tamaño de salones comunes de hoy en día, aunque algunos son de 30 a 40 pies cuadrados.

A estos se entra por puertas de forma ovalada y son ventilados por espacios de aire redondos a través de las paredes en las fosas. Las paredes son de 3 pies y 6 pulgadas de espesor. Los pasajes están cincelados o cortados tan rectos como podrían haber sido diseñados por cualquier ingeniero.

Los techos de muchas de las habitaciones convergen a un centro.Los pasillos laterales cerca de la entrada corren en un ángulo agudo de la sala principal, pero hacia la parte posterior gradualmente alcanzan un ángulo recto en dirección “.

asentamiento radial
asentamiento radial
El Santuario

“A más de un centenar de pies de la entrada está un pasillo transversal, de varios cientos de pies de largo, en el que se encontró el ídolo o imagen del dios del pueblo, sentado con las piernas cruzadas, con una flor de loto o lirio en cada mano.

El molde de la cara es oriental, y la talla muestra una mano hábil, y está muy bien conservado, como lo está todo en esta caverna. El ídolo más se parece a Buda, aunque los científicos no están seguros a qué culto religioso representa.

Urnas egipcias halladas en el Gran Cañón
Urnas egipcias halladas en el Gran Cañón

Teniendo en cuenta todo lo encontrado hasta el momento, es posible que el culto más se parezca a los antiguos habitantes de Tíbet. Alrededor de este ídolo hay imágenes más pequeñas, algunas de hermosa figura, otras de cuellos torcidos y distorsionados, simbólicos, probablemente, del bien y del mal.

Hay dos grandes cactus con brazos que sobresalen, uno a cada lado de la tarima en la que está el dios en cuclillas. Todo esto está tallado en roca dura asemejándose al mármol.

En la esquina opuesta de este pasillo en cruz se encontraron herramientas de todo tipo, hechas de cobre. Este pueblo, sin duda conocía el arte perdido del endurecimiento de este metal, que fue buscado por los químicos durante siglos sin resultado. En un banco corrido alrededor de la sala de trabajo había un poco de carbón y otros materiales probablemente usados en el proceso.

colonia del Antiguo Egipto en el Gran Cañón
colonia del Antiguo Egipto en el Gran Cañón

También había escoria y material similar al mate, lo que demuestra que estos pueblos antiguos fundían los minerales, pero hasta ahora, no hay rastro de dónde o cómo hacían esto, ni el origen del mineral. Entre otros hallazgos hay floreros o urnas y vasos de cobre y oro de diseños muy artísticos. El trabajo de la cerámica incluye cerámica esmaltada y vasos esmaltados.

Otra vía de paso conduce a graneros tales como se encuentran en los templos orientales.Contienen semillas de diversos tipos. Aún no se ha entrado a un gran almacén, ya que es de doce pies de altura y sólo se puede llegar desde arriba. Dos ganchos de cobre se extienden en el borde, lo que indica que una especie de escalera estaba unida a él.

Estos graneros son redondeados y los materiales de los que están construidos, en mi opinión, son un cemento muy duro. Un metal gris también se encuentra en esta caverna que desconcierta a los científicos, ya que su identidad no ha sido establecida. Se asemeja a platino.

Esparcidos promiscuamente por el suelo por todas partes está lo que la gente llama “Ojos de gatos” o “ojos de tigre”, una piedra amarilla que no tiene gran valor.Cada uno de ellos está grabado con una cabeza de un tipo malaya”.

Los Jeroglíficos

“En todas las urnas, en las paredes a través de los portales y tablas de piedra que se encontraron cerca de la imagen hay misteriosos jeroglíficos, cuya clave espera la Institución Smithsoniano aún descubrir.

Estos escritos se asemejan a los encontrados en las rocas cerca de este valle. El grabado en las tabletas probablemente tiene algo que ver con la religión del pueblo, jeroglíficos similares han sido encontrados en la península de Yucatán, pero éstos no son encontrados en el Oriente.

escritura egipcia en el Gran Cañón
escritura egipcia en el Gran Cañón

Algunos creen que estos habitantes de las cuevas construyeron los antiguos canales del valle del río Sal.Entre los escritos pictóricos se encuentran sólo dos animales. Uno es de tipo prehistórico”.

La Cripta

“La tumba o cripta en la que las momias se encuentran es una de las cámaras más grandes, las paredes inclinadas hacia atrás en un ángulo de unos 35 grados. En ellas hay niveles de momias, cada una ocupando una repisa labrada por separado.

A la cabeza de cada una está un pequeño banco en el que se encuentran copas de cobre y partes de espadas rotas. Algunas de las momias están cubiertas de barro y todas están envueltas en una tela de corteza.

Las urnas o tazas en los niveles más bajos son crudas, mientras que los estantes más altos las urnas son más finas en diseño mostrando una etapa intermedia de la civilización. Es digno de notar que todas las momias examinadas hasta el momento han demostrado ser masculinas, ningún niño ni mujer está enterrado aquí.Esto lleva a la creencia de que esta sección interior era el cuartel de los guerreros.

Entre los hallazgos no se han encontrado huesos de animales, no hay pieles, ni ropa, ni ropa de cama. Muchas de las habitaciones están vacías, con excepción de los recipientes de agua. Una de las habitaciones, de unos 400 por 700 pies, probablemente el comedor principal por los utensilios de cocina encontrados alli. De que vivían estas personas no se sabe, aunque se presume que llegaban al sur para el invierno y granjeaban en los valles, regresándose al norte en el verano.

Momia egipcia en el Gran Cañón
Momia egipcia en el Gran Cañón

Mas de 50,000 personas podrían haber vivido en la caverna cómodamente.La teoría es que la actual tribu indígena que se encuentra en Arizona son descendientes de los siervos o esclavos de los pueblos que habitaron la cueva.Sin duda, un buen número de miles de años antes de la era cristiana esas personas vivieron aquí, y alcanzaron un alto grado de civilización. La cronología de la historia de la humanidad está llena de lagunas.

El prof. Jordan está muy entusiasmado por los descubrimientos y cree que el hallazgo resultará de un valor incalculable en el trabajo arqueológico.Hay una cámara de cuyos pasajes hacia ella no están ventilados, y cuando nos acercamos a ella, un mortal olor a serpiente nos llamó la atención.

Nuestras luces no penetraron la oscuridad y hasta no disponer de iluminación más fuerte no sabremos lo que contiene la cámara. Algunos dicen que serpientes, pero otros se burlan de esta idea y creo que puede contener un gas letal o productos químicos utilizados por los antiguos.

No se escucha sonido, pero igual huele a serpiente.Todo el conjunto subterráneo le pone a uno los pelos de punta. La oscuridad es como un peso sobre los hombros y nuestras linternas y velas sólo hacen que sea más negra la oscuridad.

La imaginación puede deleitarse con conjeturas e impíos sueños a través de los siglos que han transcurrido hasta que la mente tambalea vertiginosamente en el espacio “.

Una leyenda india

En relación con esta historia, es notable que entre los hopis la tradición diga que sus antepasados ​​vivieron en un mundo subterráneo en el Gran Cañón hasta que se suscitaron disensiones entre el bien y el mal, el pueblo de un solo corazón, y el pueblo de dos corazones .

Manchoto que era su jefe, les aconsejó dejar el mundo terrenal, pero no había manera de salir. El jefe entonces hizo crecer un árbol para perforar el techo de los bajos fondos y luego el pueblo de un solo corazón salió. Ellos se detuvieron en Palsiaval (Río Rojo), que es el Colorado, y cultivaron el grano y el maíz.

Rey Aperanat, Gran Cañón
Rey Aperanat, Gran Cañón

Enviaron un mensaje al Templo del Sol, pidiendo la bendición de la paz, la buena voluntad y de la lluvia para el pueblo de un solo corazón. Ese mensajero nunca regresó, pero, hoy en el pueblo Hopi, al caer el sol, se puede ver a los ancianos de la tribu sobre los tejados mirando hacia el sol, buscando el mensajero.Cuando regrese, su tierra y su antigua morada les serán restaurados. Esa es la tradición.

Entre los grabados de animales en la cueva se ve una imagen de un corazón en el lugar donde se encuentra. La leyenda la cuenta W.E. Rollins,en un año que pasó con los indios Hopi .

conclusion

Realmente se hace muy difícil saber a ciencia cierta si estas cuevas, si quiera, existieron y si es verdad que alguien consiguió recuperar del interior de las cuevas reliquias y artefactos antiguos que solamente eran utilizado por los egipcios, ya que es conocimiento público que durante aquel entonces, los egipcios poseían la capacidad de hacer grandes viajes, pero no se mencionaron viajes trasatlánticos o que hubieran arribado a América.

A pesar de que los expertos en egiptología han negado muchas veces lo dicho en el artículo, este menciona cosas que lo hacen realmente convincente, lo que ha generado una gran cantidad de incógnitas y teorías alrededor de este hecho, ya que la evidencia que se obtuvo es sumamente escasa y en realidad no existe nada certero acerca de este descubrimiento aparte del mencionado artículo. Es por ello que, hasta la fecha, solamente sietienen teorías al respecto.

"gran

Sin embargo, esta no es la primera vez que se encontrarían restos de la cultura egipcia en diferentes continentes del mundo. Uno de los más conocidos hasta la fecha son los Glifos de Gosford, considerados por mucho tiempo como un engaño por la egiptología tradicional.

Sin embargo, expertos que no están en la misma línea convencional aseguran que estos artefactos son auténticos y que esta es solamente una de las tantas piezas que hay en todo el mundo que sugieren los viajes trasatlánticos de los antiguos egipcios.

consideraciones

Desde ese lejano 5 de abril de 1909, no se ha vuelto a saber nada acerca del descubrimiento  No se han publicado estudios, ni se ha vuelto a mencionar el tema en ningún volumen de historia para dar legitimidad al hallazgo o considerarlo como un fraude. Simplemente se ciño el silencio sobre este importante acontecimiento.

En 1995, David Hatcher Childress, del “World Explorer Club de Kempton” (Illionois), se propuso descubrir si aquel titular era falso. Para ello, se puso en contacto con el Instituto Smithsonian el cual le respondió que nunca habían llevado a cabo ninguna excavacion ni sabían nada ni de Kinkaid ni de Jordan. Es decir, el Smithsonian negaba cualquier conocimiento de aquellos hechos y de las personas citadas en ellos.

La curiosidad de Childress no ceso ahí y continuo investigando ayudado por Carl Hat. Ambos descubrieron que, en 1910, el “Smithsoian Cientific Series” (la revista de divulgación científica de la institución), mencionaba expresamente al profesor S.A. Jordan en la pagina 239. También encontraron un mapa con diversos enclaves de la zona septentrional del Gran Cañón que aparecían señalados con nombres egipcios.

Pirámide inacabada del tipo de la de Sakkara, en el Gran Cañón
Pirámide inacabada del tipo de la de Sakkara, en el Gran Cañón

Al preguntar a un arqueólogo del Estado acerca de esa nomenclatura, este les respondió simplemente que, los primeros investigadores, habían bautizado aquellos lugares con nombres egipcios porque “les gustaban”. Este, también les afirmó que la zona en cuestión estaba cerrada por el peligro que entrañaban sus cuevas, de tal manera que nadie podía acceder a aquella zona del Gran Cañón.

¿Qué interés podía llevar al Instituo Smithsonian a silenciar este increíble descubrimiento? Según Childress, probablemente es la idea del “aislacionismo”. Desde hace décadas dos ideas acerca de los antiguos habitantes de Norteamérica se contraponen. Los investigadores se dividen entre los que apoyaban el “difusionismo” (una civilización primigenia se habría extendido o habría contagiado sus conocimientos y modos de vida a sus comunidades colindantes) con aquellos que abogaban por el “aislacionismo”(comunidades humanas que habría evolucionado sin contacto con sus vecinos). La Smithsonian se había decantado desde sus orígenes por esta segunda teoría, llegando a afirmar que las tribus de Norteamérica no habían tenido contacto entre si y menos un origen común.

Y es que esta archifamosa institución, parece que se empecina en mantener ocultos algunos descubrimientos. A mediados de los años 50, Frederick J. Pohl escribe una carta al arqueólogo británico T.C. Lethbridged a modo de protesta. En ella dice que en 1892, se encontraron unos extraños sarcófagos de madera en Blount County (Alabama) que se habían entregado al Instituto Smithsonian para su análisis  Al parecer, esta especie de ataúdes eran extraordinariamente grandes y parecían estar tallados con alguna clase de piedra o cobre.

Pohl dice que cuando se puso en contacto con el Smitsonian para interesarme por el paradero y estudio de estos objetos, las palabra de F.M. Setzler, director del departamento de antropología de la institución  fueron: “No hemos encontrado los sarcófagos entre los objetos que guardamos, aunque hay notas de que los hemos recibido”.

En 1992, David Barron, presidente de la Sociedad Gungywamp de Connecticut, insistió sobre el tema de estos extraños sarcófagos a la institución  La respuesta fue que simplemente se trataban de artesas de madera. Cuando Barron realizo una petición formal para su estudio, el Smithsonian le respondió que no podían visitarse pues se encontraban en un almacén contaminado por asbesto y, por tanto, estaba prohibida su visita excepto para los colaboradores del instituto.

Childress denuncia que, un conocido historiador estadounidense (cuyo nombre pidió pertenecer en el anonimato) sabe de un investigador del Smithsonian que abogaba por la llegada a América de pueblos anteriores a Colón y esto le supuso ser expulsado de la institución.

Ese hombre llego a afirmar que en al menos una ocasión, el Smithsonian llego a hundir deliberadamente en el Atlántico un cargamento de “extraños objetos”.

¿A que se debe el velo de secreto que se ciñe sobre los rabajos arqueológicos de EE.UU. por parte de esta institución? .¿Por qué se ocultan hallazgos y objetos a la vista del publico? .¿Es puro “orgullo” de investigadores que se niegan a reconocer que están equivocados o se esconde algo mucho mas profundo?

https://despiertacordoba.wordpress.com/2013/12/12/antigua-ciudad-egipcia-en-el-gran-canon-del-colorado/

https://www.mundodesconocido.es/el-secreto-egipcio-del-gran-canon-del-colorado/