Los evangelios perdidos

los evangelios perdidos

Los Evangelios Perdidos, son un conjunto de libros escritos por discípulos de Jesús de Nazaret durante el segundo siglo de nuestra era; los cuales no fueron incluidos en el canon aprobado luego del Primer Concilio de Nicea en el siglo cuarto; convocado y auspiciado por el emperador romano Constantino I.

El llamado Evangelio de Pedro, que sólo se conserva fragmentariamente, fue hallado en Egipto; entre finales de 1886 y principios de 1887, en la tumba de un monje. Posteriormente se han encontrado breves fragmentos en otros lugares. Algunos historiadores datan su escritura sobre el año 70, pero la mayoría lo colocan en el siglo II. Está escrito en primera persona por alguien que se identifica como «Simón Pedro»

Estos evangelios son algunos de los muchos libros alternativos sobre Jesús que no se incluyeron en la Biblia cristiana.Fueron apartados por la iglesia cuando se llegó a una versión oficial del cristianismo.

El Jesús de estos textos era radicalmente diferente al aceptado en los evangelios del Nuevo Testamento: Mateo, Marcos, Lucas y Juan.

ELConcilio de Nicea es en el cual se institucionaliza el movimiento religioso cristiano; que tres siglos antes había comenzado como una ‘secta judía mesiánica’ en Jerusalén; y que luego de haber sufrido fuertes persecuciones por Nerón y otros emperadores romanos ahora en la práctica se convertía en religión oficial del Imperio Romano; gracias al emperador Constantino, llegando eventualmente a ser la mayor religión del mundo en número de creyentes.

evangelio de Pedro
evangelio de Pedro
El Primer Concilio de Nicea

El Primer Concilio de Nicea realizado en el año 325 fue un evento eclesiástico crucial en la historia del Cristianismo como religión organizada; donde los obispos allí reunidos tuvieron que decidir sobre algunas cuestiones teológicas fundamentales para la naciente fe cristiana; como la naturaleza de Jesucristo (Cristología), la cuestión de la Trinidad (Controversia Arriana), y la aprobación del Credo Niceno (Credo de los Apóstoles).

La Controversia Arriana se refiere a la disputa entre el Obispo Atanasio de Alejandría a favor del Trinitarismo; y el Presbítero Arrio a favor del Unitarismo.

El Trinitarismo es el dogma central de la Iglesia Católica sobre Dios como un ser que existe como tres personas distintas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Mientras que el Unitarismo es estrictamente monoteísta y plantea que existe un único Dios (el Dios Padre o Jehová); y que Jesús es el Salvador, pero que Jesús fue creado y vivió como una persona humana solamente.

El Credo Niceno (Credo de los Apóstoles) es la conocida declaración de fe cristiana; basada en la teología de la Trinidad, la cual aún hoy es utilizada en la liturgia de la misa católica así como de varias iglesias protestantes y ortodoxas. El Credo Niceno establece la posición de la Iglesia respecto a la controversia arriana, o sea; que Jesús es Dios y que fue “engendrado, no creado”.

La biblia cristiana

Poco después de concluído el Primer Concilio de Nicea comenzó el proceso de edición de La Biblia Cristiana; a partir de una lista de 27 libros preparada por el Obispo Atanasio en el año 367  (los libros no incluidos fueron considerados apócrifos), la edicion fue confirmada como el canon oficial del Nuevo Testamento en los concilios de Hipona y Cartagena.

Este proceso esencialmente culminó con La Vulgata; que es una traducción al latín de las escrituras en hebreo y griego; comisionada por el Papa (el Obispo de Roma) a Jerónimo de Estridón; quien se basó en la Septuaginta (traducción del grupo de Setenta rabinos en griego koiné de los textos hebreos y arameos del Tanaj o Biblia Hebrea) y en las escrituras aprobadas como canónicas para completar La Vulgata a finales del siglo IV.

El Concilio de Roma (382) decide que algunos libros de la Septuaginta no se consideran Escrituras (inspirados y canónicos);por lo que la Biblia Católica difiere de La Vulgata en tres libros.

La Vulgata más tarde también  llamada Biblia Latina y sirvio de base para varias versiones y traducciones posteriores; una versión utilizada por Gutenberg; en su famosa impresión de La Santa Biblia cuando inventó la imprenta a mediados del siglo XV; mientras que las iglesias ortodoxas y protestantes utilizaron sus propias versiones que son diferentes en algunos libros.

evangelio de tomas
Estructura de la biblia cristiana

De esta forma La Biblia Cristiana en general incluye una versión de La Biblia Hebrea como Viejo Testamento y añade el Nuevo Testamento con sus cuatro evangelios canónicos; consistentes en los tres evangelios sinópticos de Mateo, Marcos y Lucas, más el evangelio de Juan (históricamente posterior a los sinópticos) tal y como han llegado hasta nuestros días.

Además de los cuatro evangelios, el Nuevo Testamento también incluye el libro de Hechos de los Apóstoles, las Epístolas de varios apóstoles, y el libro del Apocalipsis o Revelación de Juan de Patmos.

La decisión de cerrar La Biblia Cristiana con el libro del Apocalipsis tenía mucho sentido para los primeros cristianos que esperaban la Segunda Venida de Jesucristo en cualquier momento; la cual es una creencia central en la Escatología cristiana sobre el ‘fin de los tiempos’; ya que según se dice en la Revelación de Juan de Patmos, “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” (Apocalipsis 1:8). Y por eso el Credo Niceno dice que Jesucristo “de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin”.

Un aspecto que muchas personas no conocen sobre la organización del Nuevo Testamento en general es que los libros no están en orden cronológico. Esto es importante para el estudio del cristianismo porque los documentos más antiguos del Nuevo Testamento en realidad son la epístola de Santiago  y las primeras seis epístolas de Pablo a las iglesias escritas entre el 50 y 60 (las llamadas epístolas pastorales atribuídas a Pablo son posteriores); y según varios estudiosos y eruditas, estas cartas que circulaban entre las primeras comunidades cristianas influenciaron en los evangelistas y autores que posteriormente escribieron sobre la vida de Jesús.

Así por ejemplo se conoce que el primero de los evangelios fue el de Marcos y se estima lo escribió alrededor del año 70 de Nuestra Era; dada la referencia a la destrucción del Templo de Jerusalén durante la guerra entre romanos y judíos en el 70 (Marcos 13:2).

Poco después, alrededor de los 80 , se escribieron los evangelios de Mateo y Lucas utilizando a Marcos como una de las fuentes . Por su parte el evangelio de Juán se editó mucho más tarde (alrededor del año 100 o más tarde aún) ;con un enfoque más bien de tesis teológica que de sinopsis sobre la vida de Jesús ; y por eso es tan diferente a los tres evangelios sinópticos anteriores .

los apócrifos

Estos escritos apocrifos se distinguen de los textos sagrados por su contenido y el estilo con el que presentan los hechos. Mientras los evangelios mantienen una forma propia de una predicación apostólica; sobria y carente de adornos, en los apócrifos abunda el relato fantástico y no sigue el género utilizado para escribir un evangelio.

Además, los apócrifos se diferencian de los evangelios, ya que estos últimos apenas señalan la autoría de quienes los escribieron; mientras que los “extracanónicos” resaltan varias veces el nombre de algún miembro distinguido de la comunidad que supuestamente lo produjo.

Entre los apócrifos más estudiados, ya sea porque se acercan más a las sagradas escrituras o al tiempo en que se escribieron los evangelios son:

Evangelio de Tomás: Jesús no es el único hijo de Dios

Según el padre Ramón Trevijano, miembro de la Pontificia Comisión Bíblica del Vaticano y profesor emérito de la Facultad de Teología de la Universidad de Salamanca; de todos los apócrifos, éste es el más importante. Se trata de una colección de 114 logias o dichos breves de la que se escribió mucho durante los años 60. Y a pesar de su redacción diferente a la encontrada en los canónicos; un tercio de ella coincide con el de las sagradas escrituras. De hecho, muchas de las cosas que están en él, se encuentran en el Nuevo Testamento.

En él se revelan los hechos detrás de la resurrección y Jesús parece transmitir un mensaje extraño; una enseñanza secreta muy diferente a los hallados en los tradicionales. No hay milagros ni historias, sólo recopila los dichos de Jesucristo.

En los evangelios canónicos, Jesús es el único hijo de Dios; en tanto que en el de Tomás se sugiere que todos podemos convertirnos en hijos de Dios al decir: “cuando se conozcan a sí mismos, entonces serán conocidos y comprenderán que son hijos del padre viviente”. Jesús no tiene que los demás no puedan tener; es posible tener el mismo tipo de relación con lo divino, indican los investigadores.

En esta apócrifo se llama a una conexión personal con Dios sin que se necesiten iglesias organizadas; sacerdotes u obispos. Tratándose de un evangelio considerado “gnóstico” (secta constituida a comienzos del cristianismo que enfatizaba el misticismo y estaba en desacuerdo con la jerarquía cristiana emergente); no fue del agrado de las autoridades de la Iglesia. Y probablemente esa puede ser la razón por la cual este evangelio fue calificado como herético.

Evangelio de Judas: Jesucristo pidió ser crucificado

Su popularidad comenzó a gestarse en 2006 cuando la National Geographic Society publicó el trabajo de restauración y traducción del manuscrito hallado en 1970 en Egipto. Se presume que el apócrifo de Judas Iscariote fue escrito durante el siglo II.

Impacto generó el documental dedicado a este evangelio que lanzó NatGeo; ya que en él la figura de Judas no es la del famoso traidor como afirma la Biblia, sino que acá es el discípulo favorito de Jesús; el que si bien lo entregó a las autoridades romanas, fue siguiendo las órdenes de su maestro.

Evangelio de María Magdalena: ¿la verdadera líder de la Iglesia Cristiana?

Otra de las escrituras olvidadas más convincentes fue la hallada en Egipto en 1896, y corresponde a la de María Magdalena. Sin embargo, no es la misma mujer que tiene un papel asignado por la Iglesia como el de la prostituta arrepentida y reformada; sino que acá es una discípula bien amada y miembro del círculo interno de Jesús.

Si el evangelio de María Magdalena es auténtico, significa que en algún momento las mujeres fueron líderes poderosas de la iglesia cristiana; y que ella fue la líder de los apóstoles.

En este se detallan las instrucciones secretas que Jesús solo le dijo a María Magdalena; como la revelación de ciertas cosas sobre la vida después de la muerte en términos gnósticos.

Esto ya que en los cuatro evangelios tradicionales, se describe como un paraíso de gran felicidad; pero en el de María incluye un extraño viaje del alma en el que la persona muerta se encuentra con criaturas angélicas y demoníacas a medida que el alma se abre paso hacia el cielo, según el manuscrito.

Evangelio de Pedro: los misterios de la resurrección de Jesús

En 1886, arqueólogos franceses que trabajaban en Egipto descubrieron una antigua tumba cristiana, en cuyo interior había un monje del siglo VIII. En sus manos había un libro llamado el Evangelio de Pedro;siendo uno de los primeros textos perdidos en ser descubiertos.

Éste cuenta una versión muy diferente de la vida de Jesucristo; es una historia temprana y alternativa, donde Jesús no sufrió dolor alguno mientras estaba en la cruz. “Y tomaron dos malhechores, y crucificaron al Señor entre ellos. Mas él se callaba, como aquel que no siente sufrimiento alguno”. (Los apócrifos. Barberà del Vallès (Barcelona), Humanitas, S.L. 2005)

Asimismo afirma revelar un testimonio presencial de la resurrección, convirtiéndose en el único evangelio que intenta contar la historia de lo que pasó durante la resurrección, pues todos los evangelios bíblicos hablan de los resultados de ésta, que la tumba estaba vacía, etc.

En el texto dice “la tumba estaba abierta, y los soldados lo vieron porque montaban guardia. Mientras explicaban lo que habían visto vieron salir a tres hombres de la tumba”.

Cuando salen van sujetando un tercero, el que supuestamente es Jesús, y luego se oye una voz profunda que pregunta “¿Has predicado a los que están dormidos?”. Es así como la resurrección termina con Jesús y las otras dos figuras subir al cielo, dejando a los testigos oculares asombrados.

El descubrimiento de estos evangelios revela una batalla secreta ya olvidada, pero que una vez fue de gran relevancia: la pelea por el alma de la cristiandad. Por un lado hay un grupo devoto que desea una relación directa y espiritual con Dios y con sus propios evangelios, y por el otro, una creciente jerarquía de cristianos ortodoxos que solo aceptan cuatro evangelios, según recalca el documental Los Evangelios Perdidos.

https://www.biobiochile.cl/noticias/2014/04/19/apocrifos-los-evangelios-que-no-se-incluyeron-en-la-biblia.shtml