Gigantes en la tierra

esqueleto gigante

Una de las primeras menciones  de la existencia de gigantes en la Tierra descritos como humanos; aparece en la Biblia, en el Viejo Testamento.

Siempre hay un mito fundacional. En este caso surge en Epopeya de Gilgamesh (2500-2000 a. C.); la obra épica más antigua conocida, de origen sumerio y que narra la historia de este rey gigante.

rey gigante Gilgamesh
rey gigante Gilgamesh

En el Mahabhárata, texto épico-religioso del siglo III a. C. del hinduismo, aparece Putana; una demonia gigante que amamantó con su pecho envenenado al bebé Krishna; en la mitología griega están los Hiperbóreos que son los gigantes que vivían más allá de los vientos del norte y los titanes; como Prometeo, que dio el fuego a los hombres.

También hay relatos en la mitología nórdica y germánica;con personajes como los Jotuns, enemigos de los dioses.

La primera mención de la existencia de gigantes o “seres distintos” en la Tierra aparece en la Biblia; en el Viejo Testamento. En el Génesis 6, versículos 1 y 2: “Cuando los hombres se había multiplicado sobre la TIerra ya habían procreado hijas, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas;escogieron de entre ella por mujeres a las que quisieron”.

Los Nephilim (en hebreo, gigantes) según se recoge en el Génesis 6, 4, existían en la Tierra por aquel tiempo: “Por entonces y también en épocas posteriores; cuando los hijos de Dios cohabitaron con las hijas de los hombres y éstas tuvieron hijos; aparecieron en la Tierra los gigantes.

David Y Goliat
David Y Goliat

Éstos son los esforzados varones de los tiempos primeros;los héroes famosos”. Para la Biblia, la raza de los gigantes desapareció con el diluvio. Por otro lado, que en el planeta habitaron gigantes lo demuestra el hallazgo de restos humanos de extraordinarias dimensiones en la India, Tíbet, CHina, Sudamérica o África; algunos con una edad aproximada de 45.000 años.

Y no solamente huesos, sino también espadas, hachas, lanzas y otros instrumentos como picos de tal envergadura; que para poder usarlos habría que tener una estatura de al menos 3 metros.

Todos los exploradores tempranos bien conocidos en las Américas; John Smith, Francis Drake, Francisco Vázquez de Coronado, Fernando de Magallanes, Américo Vespucio, Hernando de Soto, entre otros; todos aseguraron que al encontrar pueblos nativos había gigantes, desde la actual Virginia (EEUU) a la Patagonia”.

representacion gigantes de la patagonia
representacion gigantes de la patagonia

Quizá la más conocida de todas las historias vernáculas documentadas es la de los Patagones; estos seres que quedaron registrados en la bitácora del marino portugués Fernando de Magallanes (1510-20) durante la búsqueda de un paso entre el Atlántico y el Pacífico; estrecho que encontró y hoy lleva su nombre.

José de Acosta, un jesuita, antropólogo y naturalista español que desembarcó en América en 1571; escribió en su Historia Natural de las Indias que los chichimecas; pueblos originarios que ocuparon parte de México y llegaron hasta Potosí, eran gigantes “que arrancaban las ramas de los árboles como nosotros deshojamos lechugas”.

pie grande en siria
pie grande en siria

Por su parte, Juan de Velasco, jesuita ecuatoriano, destacó en su Historia Antigua del Reyno de Quito (1789) que “Manta fue a principios de la era cristiana el teatro de la espantable raza de los gigantes” y detalló los tamaños espectaculares de esqueletos y huellas encontradas.

Las construcciones de la isla de Pascua, Tiahuanaco; el yacimiento megalítico de Ollantaytambo, Cuzco, Machu Picchu, las islas Marquesas; la isla volcánica de Pohnpei en la Polinesia…son una pequeña muestra de las muchas construcciones de estas características que existen en nuestro planeta atribuidas por los habitantes locales a los “gigantes”.

esqueletos gigantes china
esqueletos gigantes china

La figura del gigante se presenta en casi todas las culturas y sus leyendas. Las podemos encontrar en múltiples relatos mitológicos del viejo mundo: griego, nórdicos, germánicos, hindúes, indoeuropeos; al igual que en el nuevo mundo, como en las tradiciones de los mayas, los aztecas y los incas.

A partir de este punto, podemos empezar a lanzar hipótesis; aunque sea con datos parciales y poco fundamentados.

Por de pronto surgen muchas preguntas previas como estas: ¿quiénes fueron los antiguos constructores de túmulos?. ¿En qué momento de la historia (o prehistoria) aparecen los gigantes?. ¿Fueron un tipo de homínido distinto del Homo sapiens?. ¿Por qué se extinguieron?. ¿Cómo se explica su difusión por todo el mundo?. ¿Cómo encajan en la cadena evolutiva humana? Y ¿Cómo explicamos las asombrosas coincidencias de la mitología con el (supuesto) registro arqueológico?. ¿Son los gigantes el último testimonio de un pasado muy remoto que nos es completamente desconocido?.

gigante norteamericano
gigante norteamericano

A la vista de todo lo expuesto, está claro que podemos situar a los gigantes en el espacio con bastante precisión; pero no así en el tiempo. En un marco hipotético, podríamos situar la existencia de los gigantes en un periodo paralelo al del Homo sapiens; o incluso antes, mientras que su decadencia estaría relacionada con una gran catástrofe global (hace unos 12.000 años); según narran las leyendas de muchas culturas.

Sin embargo, parece claro que no desparecieron del todo y que de algún modo pervivieron en algunas zonas; durante el Neolítico y la Edad de los Metales

No es fácil adentrarse en el tema de los gigantes sin topar con serias dificultades; y con una cierta confusión sobre la veracidad de las supuestas pruebas; por no hablar de la literatura paralela que incluye alienígenas demonios, experimentos genéticos y conspiraciones científicas; aparte de otras materias más o menos etéreas o esotéricas.

persona mas alta certificada
Robert Wadlow, “El Gigante de Illinois” alcanzó una altura 2.72 metros y es la persona más alta certificada

En definitiva, plantear la existencia de gigantes como una realidad observable del pasado no constituye ninguna fantasía; aunque debemos reconocer que con los antecedentes ya mencionados; es complicado iniciar un estudio sistemático y libre de prejuicios.

Sin embargo, y a la vista de tantos indicios; sorprende el hecho de que no tengamos apenas ninguna incursión académica en el tema de estos humanoides.

Lamentablemente, parece que para un experto del campo académico; emprender una investigación arqueológica de los gigantes puede ser casi un suicidio profesional; mientras que para algunos autores alternativos es un campo abonado para todo tipo de especulaciones y teorías radicales; aun sin disponer de unos mínimos datos fiables para sustentarlas.

https://exociencias.wordpress.com/2015/02/08/el-instituto-smithsonian-admite-haber-destruido-miles-de-esqueletos-de-humanos-gigantes-a-principios-del-1900/

https://www.infobae.com/america/cultura-america/2018/02/03/existieron-los-gigantes-todas-las-respuestas-de-la-arqueologia-los-mitos-y-la-literatura/http://consciencia-verdad.blogspot.com/2015/03/mito-y-realidad-de-los-gigantes.html